dimarts, 29 de setembre de 2009

La Rayuela (cap.7), Julio Cortázar




Toco tu boca, con un dedo toco el borde de tu boca, voy dibujándola como si saliera de mi mano, como si por primera vez tu boca se entreabriera, y me basta cerrar los ojos para deshacerlo todo y recomenzar, hago nacer cada vez la boca que deseo, la boca que mi mano elige y te dibuja en la cara, una boca elegida entre todas, con soberana libertad elegida por mí para dibujarla con mi mano por tu cara, y que por un azar que no busco comprender coincide exactamente con tu boca que sonríe por debajo de la que mi mano te dibuja.


Me miras, de cerca me miras, cada vez más de cerca y entonces jugamos al cíclope, nos miramos cada vez más de cerca y nuestros ojos se agrandan, se acercan entre sí, se superponen y los cíclopes se miran, respirando confundidos, las bocas se encuentran y luchan tibiamente, mordiéndose con los labios, apoyando apenas la lengua en los dientes, jugando en sus recintos donde un aire pesado va y viene con un perfume viejo y un silencio. Entonces mis manos buscan hundirse en tu pelo, acariciar lentamente la profundidad de tu pelo mientras nos besamos como si tuviéramos la boca llena de flores o de peces, de movimientos vivos, de fragancia oscura. Y si nos mordemos el dolor es dulce, y si nos ahogamos en un breve y terrible absorber simultáneo del aliento, esa instantánea muerte es bella. Y hay una sola saliva y un solo sabor a fruta madura, y yo te siento temblar contra mí como una luna en el agua.

divendres, 25 de setembre de 2009

Amor y pedagogía, Miguel de Unamuno




Porque es de saber, antes de proseguir nuestro relato, que los matrimonios pueden ser inductivos o deductivos. Ocurre, en efecto, con harta frecuencia, que rodando por el mundo se encuentra el hombre con un gentil cuerpecito femenino que con sus aires y andares le hiere las cuerdas del meollo del espinazo, con unos ojos y una boca que se le meten al corazón, se enamora, pierde pie, y una vez en la resaca no halla mejor medio de salir a flote que no sea haciendo suyo el garboso cuerpecito con el contenido espiritual que tenga, si es que le tiene. He aquí un matrimonio inductivo. En otros casos, acontece que al llegar a cierta edad experimenta el hombre un inexplicable vacío, que algo le falta, y sintiendo que no está bien que esté el hombre solo, se echa a buscar viviente vaso en que verter aquella redundancia de vida que por sensación de carencia se le revela. Busca mujer entonces y con ella se casa en matrimonio deductivo. Todo lo cual equivale a decir que, o ya precede la novia a la idea de casarse, conduciéndonos aquélla a ésta, o ya el propósito del casorio nos lleva a la novia.

El laberinto sentimental, Jose Antonio Marina




El amor, por supuesto, no existe. Existe una nutrida serie de sentimientos a los que etiquetamos con la palabra amor, que está a punto de convertirse en un equívoco. Esta confusión léxica nos hace pasar muchos malos tragos, porque tomamos decisiones de vital importancia para nuestra vida mediante un procedimiento rocambolesco. Experimentamos un sentimiento con frecuencia confuso, lo nombramos con la palabra amor, y, por ensalmo, la palabra concede una aparente claridad a lo que sentimos y, de paso, introduce nuestro sentimiento en una red de significados culturales que imponen, exigen, o nos hacen esperar del amor una serie de rasgos y efectos que acaso ni siquiera sospechábamos. Parecería más sensato esperar a ver qué sale de nuestro sentimiento para saber si era amor y qué tipo de amor era, o si era algún otro sentimiento emparentado.

dijous, 24 de setembre de 2009

Será porque te veo, H.R.Herzen




si fuera por querer,
querríamos demasiado,
teniendo que comer,
soñando en el viento,
cantaba

y esa canción que sabe tan rica,
ya sabes lo que pienso y todo siguen siendo sorpresas;
el cielo no es tan grande como el alma aquí encerrada

será porque te veo, te deseo

Estimen, doncs existim: Oda a l'Amor, Oriol Matadepera



Publicat al setmanari de comunicació Directa www.setmanaridirecta.info

Una noia molt maca que em té el cor robat em va dir que fes una oda a l’Amor. M'ho deia per picar-me l’ullet i pujar-me la temperatura i perquè imagina que em costa rebutjar segons quines insinuacions. En el pla polític, vull pensar que m’ho deia perquè, com jo, deu veure que hi ha una gran manca d'amor als moviments socials. I amb això no vull dir que haguem de fer el hippie a cada acció o manifestació ni que transformem les concentracions serioses amb roba negra en orgies sexuals sense límits, sinó que, a les nostres assemblees i projectes, els manca alegria, afecte i comprensió, ràbia i passió, amor en estat pur, sense gels, retrets ni ànsies de possessió. Aquest amor a la llibertat existeix! L’he vist i sentit! I hauria d’equivaler –sens dubte– a odiar l'autoritat. I, de vegades, aquest huracà de sensacions ens porta cegament i sense prevenció a trencar la cara a un policia. Aquest amor és estrany, intens, censurat i reprimit, com l'amor lliure que tant pregonem I que no dubtem a tallar d’arrel. Però si es contagia de veritat, no només serem més lliures sinó que, a les properes manifestacions, veurem centenars de policies fugint en veure la turba d'amor que hi ha en cada pedra que voli com una fletxa d'Eros. Això o que les nostres insinuacions d'amor a la llibertat els obliguin a oferir les seves armes al servei de la justícia social. Ens cal amor i, ja que hi som, humor.

Les inquietuds existencials i els camins dels somnis es viuen millor rient, un mecanisme que ha salvat generacions senceres de rebels i resistents. I tornem. Existir és estimar, perquè això és el que ens dóna la vida. El sol pensament esdevé indignació i, si m'apures, canvi de canal del televisor. En canvi, l'amor a la llibertat i a la justícia social és el que ens mou a actuar. L'amor ens fa sortir al carrer amb les dents i les ungles esmolades, sense por i amb les eines que tinguem a mà. I el pensament ens dóna eines molt valuoses per les nostres lluites però, a la vegada, ens treu força amb la por i l'autosuggestió del “no podré" o "no seré capaç". Per això hem d'establir objectius reals I assolibles, perquè les expectatives irrealitzables són la nostra principal font de frustració. No és per consolar, però la vida no són victòries ni derrotes, ja que tot és ple de matisos. La vida són dos dies i com diuen a El Salvador, “no hay pájaro pequeño que después de alzar el vuelo se detenga en su volar”. Millor lent que aturat i tenint clar que el que no ens mata ens farà més fortes.

dimecres, 16 de setembre de 2009

A deshoras



Me persigue el tiempo,
a veces me engaño pensando que soy capaz de pararlo e imagino un lugar nuevo en el no tiempo,
en estos instantes puedo obviarlo, incluso olvidarlo
pero de repente,
alguien me recuerda un ayer o me avanza un mañana
y aquí vuelve mi tiempo,
me visualizo entonces colgada desde lo más alto, dejando caer todo mi peso para poder parar esas grandes agujas andantes, pero solo consigo marearme...
Decidí poner entonces todos los relojes a diferentes horas para no asustarme
asi siempre, al mirarlos, tengo que calcular su verdadero tiempo
asi siempre, puedo verme, si quiero, en diferentes tiempos.

Sólo hay una manera de comprobarlo, H.R.Herzen




Aquel lugar no era tan extraño como me parecía en un principio. Las ramas de los árboles se entrelazaban entre ellas como un plato de espaguettis y el dibujo de su sombra era reseguido por filas interminables de hormigas que transportaban pipas de girasol.

-¿Siempre vas a hacer lo que se espera de ti?- escuché a mi espalda y me sobresalté.

-¿Crees que me gusta mirar al cielo sin saber porque gira la Tierra?-respondí al azar.

Siempre pensé que si me dan a elegir, me quedo conmigo; y que si ahuyentas el paso del tiempo, un día la vida te regala un reloj de arena al que tienes que voltear eternamente. Hasta que no se demuestre lo contrario, todas somos inmortales, y sólo hay una manera de comprobarlo. Antes quizá tenemos que resolver el eterno misterio del porqué venimos a este mundo y, hasta que no se aclare el conflicto, respuestas hay de todos los colores.

dissabte, 5 de setembre de 2009

La saliva se le parece y da buenos resultados, H.R.Herzen



-Para llegar muy lejos hay que ir caminando
-Si quisiera llegar tan cerca, me envolvería en una nube de pensamiento
-Pues para saber lo mismo, más vale mirar con las manos
-Sí, claro, no lo dudo. Pero a veces huele distinto
-¿Distinto a qué?
-A lo que olía antes de tocarlo
-Dependerá de tus manos...
-Siempre que sea necesario
-Todavía no me aclaro
-Te falta agua


Nos podíamos tirar horas hablando de esa manera y no nos cansábamos. Era ese eterno diálogo absurdo en el no quieres entrar pero tampoco sabes cómo salir. Pensarás que se me va la olla, pero entonces ella te respondería que cree que sigue en el armario de la cocina, pero que sabe que puede irse siempre que quiera. Te reirás pero todo seguirá igual. El vaivén existencial se pasa mejor riendo, sin duda, y mejor empezar con una misma que se supone que se tiene más confianza. El humor ha salvado a generaciones enteras de resignados e indignadas en su papel de resistentes a contrapelo del absurdo oficial y la norma no escrita moralizante en este teatro de la vida. Llegar tan lejos en el control casi absoluto del Bien y el Mal implica siglos de teoría y práctica, táctica y estrategia y siempre ha habido escarabajos peloteros. Si miras con las manos y te olvidas del lenguaje hablado para explorar la infinidad de maneras de comunicación y expresión no acabas nunca, aunque huela distinto, casi siempre será más divertido. Y a falta de agua, la saliva se le parece y da buenos resultados.