diumenge, 22 de novembre de 2009

La sexualidad y el funcionamiento de la dominación, Casilda Rodrigañez

(...) Además de tejido muscular hace falta el deseo sexual y un determinado desarrollo de la sexualidad de la mujer; por eso no podemos conformarnos con el útero de los ginecólogos ni con la tecnología médica que consagra la maldición divina de parir con dolor. Porque ahí está la gran diferencia. El útero de una mujer que no ha sido sexualmente reprimida desde la infancia, funciona perfectamente, produciendo placer y no dolor; pero el útero de una mujer cuya sexualidad se ha paralizado desde niña, funciona de una manera patológica y con dolor.

(...) Desde niñas nos dicen que la regla duele y los partos mucho más. La información que se da es que para dilatar el cuello del útero para que nazca un bebé, hacen falta unas contracciones muy fuertes, y que eso es inevitable que duela. Sin embargo, para Frederik Leboyer las llamadas contracciones de dilatación "inevitables" del parto son algo altamente patológico y no normal:

¿Qué hace sufrir a la mujer que da a luz? ... la mujer sufre debido a las contracciones... unas contracciones que no acaban nunca y que hacen un daño atroz, ¡pero son calambres! todo lo contrario de las "contracciones adecuadas". Qué es un calambre? Una contracción que no cesa, que se crispa y se niega a soltar su presa y, por lo tanto, no "afloja su garra" para transformarse en su contrario: la relajación en la que normalmente desemboca. En otras palabras, lo que hasta ahora se había tomado por contracciones "adecuadas" eran contracciones altamente patológicas y de la peor calidad. ¡Qué sorpresa! ¡Qué revelación! ¡Qué revolución en ciernes!

El parto duele porque los músculos uterinos de las mujeres que crecen con el útero inmovilizado, no desarrollan la capacidad de distensión y la fuerza que debieran tener. Los músculos que no se usan se atrofian y se agarrotan; y viceversa, todo el mundo sabe los entrenamientos constantes y los ejercicios que hace cualquier deportista para desarrollar y mantener a punto su esqueleto muscular. Y también sabemos lo que duele extender un músculo rígido contracturado. Es el dolor que vulgarmente conocemos como "calambre", como dice Leboyer. Y calambres son las "contracciones de dilatación" que tanto hacen sufrir a las mujeres. Algo patológico, no normal. Porque parir, gracias a la represión de la sexualidad de la mujer, a la anulación de su sexualidad desde su infancia es, en efecto, como cavar una zanja con un brazo que hubiese permanecido inmovilizado durante toda la vida hasta ese momento, después de haber vivido sin saber que se tenía ese brazo ni para qué servía; o sea. Fuera de nuestra conciencia; un brazo cuyos músculos, en el momento de coger la azada para cavar, están rígidos y contracturados.

Descargar el libro La sexualidad y el funcionamiento de la dominación
 

dimarts, 17 de novembre de 2009

No me lo saco de la cabeza, H.R.Herzen



A veces, demasiadas, siento que voy por un río en un bote agujereado con el que no hay opción de remar hacia ningún lugar pues no hay remos y la corriente manda. Mientras el agua sube de nivel, el único propósito es patalear o bracear contracorriente con la firme idea de volver al origen y desde allá elegir otro camino. El fin y el medio son jodidos, sólo queda resistir. Por el camino puedes lograr que tu estancia en el bote sea más agradable achicando agua y cambiando de postura y, sobretodo, no estresándose ante la visión de un aciago final. También puedes entretenerte buscando náufragas con quien darte calor y gozar con unas buenas risas. Siendo consciente de la (in)certidumbre del final puedes generar ideas con la gente recogida y no olvidarte de ponerlas en práctica sin mucha vuelta, pues el tiempo corroe. De todas maneras, parece que el mundo necesita de nuestra sonrisa, puede que incluso más que de nuestra lucha por nadar contracorriente. Por separado no son nada, la una sin la otra están condenadas al fracaso más estrepitoso y, sin lugar a dudas, la risa no deja de ser una práctica de resistencia.

Ante esas circunstancias, es lógico deducir por qué transcurren mis días sin ganas de que transcurran. ¿Tan triste es el futuro que ni siquiera soñarlo queremos? Es duro empeñarse en pensar que quizá la vida puede ser diferente si en realidad no haces más que deambular sin gritar de rabia. Los pecados capitales se materializan a nuestro alrededor sin opción a defenderse de ellos, aunque alguno de ellos tampoco es tan horrible. Pretender ilusionarse sabiendo que la desesperanza es la fuerza que nos rodea y llena los corazones pareciera de masocas. Pero como dice la Mala María, “¡deja de pensar que dejar de pensar es bueno!” y como dice un gran amor transoceánico, “desaprende a andar sin zapatos aunque a veces duela ir descalza”. Ya no sé si quisiera contarte todo lo que no supe decir, aunque definitivamente es difícil hablar mordiéndose la lengua y no hay nada que se note más que lo que se quiere ocultar.

Por eso, has de saber, o pensar, o asumir, o lo que prefieras, que soy una aventura en tu vida, un flash, un momento, un accidente, algo fugaz (pero no una estrella), más bien como un bote agujereado que ves pasar y si quieres te subes un rato pero has de saber saltar de él antes que hundirte sin flotador. Nada es para siempre. Si me buscas, huyo; si huyes, te busco. El otro día me confundí con el mandamiento jesucristiano que decía “Amaos los unos sobre los otros”. El amor es tenaz. Sin amor, no hay necesidad ni frustración ni odio ya que la ira es más intensa hacia quien se conoce.

Si llego a Besarte, Omara Portuondo

Dicen que tus caricias
no han de ser mías...
que en mis amantes brazos
no he de estrecharte.
Y yo he soñado anoche
que me querías y aunque despues me muera
quiero besarte.
Dame un beso y olvida que me lo has dado,
yo te ofrezco la vida
si me la pides.
Que si llego a besarte
como he soñado,
ha de ser imposible
que tú me olvides.

dissabte, 14 de novembre de 2009

El Amor Libre, Eros y Anarquía, Osvaldo Baigorria



El Amor libre, eros y Anarquía, Osvaldo Baigorria
http://www.quijotelibros.com.ar/anarres/El%20amor%20libre.pdf


Primer Texto: La unión libre (1)
Segundo Texto: El Matrimonio es Inmoral (2)
Tercer Texto: Carta a Pablo por M. Bakunin (3)
Cuarto Texto: Lo único y la pluralidad (4)
Quinto Texto: Mal de Amores por E. Malatesta (5)
Sexto Texto: La Mujer y el amor libre (6)
Séptimo Texto: Maternidad libre. Paul Robin (7)
Octavo Texto: La Trampa de la Protección (8)
Noveno Texto: Feminófobos y Feminófilos (9)
Décimo Texto: Una experiencia en camaradería amorosa. Grupo Atlantis (10)
Demimoprimer Texto: Comunas de la contracultura. Los Diggers (11)
Decimosegundo Texto: Cuando dos seres se aman. América Scarfó (12)
Anexo. Glosario no monogámico básico (13)

Para descargar por fragmentos (estos si estan listos para imprimir y ke kede en forma de librito en hoja A4)

Consejos para una adultera (Crimethinc)
http://rapidshare.com/files/146870264/consejos.pdf

Cuando dos seres se aman (America Scarfo)
http://rapidshare.com/files/146870261/2seres__a.pdf

El amor entre anarcoindividualistas (E.Armand)
http://rapidshare.com/files/146870262/anarcoin.pdf

El marido y el amante (Roberto de las Carreras)
http://rapidshare.com/files/146868427/mar_aman.pdf

El matrimonio es inmoral (Rene Chaughi)
http://rapidshare.com/files/146871872/matrinmo.pdf

Feminofobos y feminofilos (María Lacerda de Moura)
http://rapidshare.com/files/146870266/Feminofo.pdf

La Colonia Cecilia (Juan Rossi -Cardias-)
http://rapidshare.com/files/146870263/Ccecilia.pdf

La trampa de la proteccion (Emma Goldman)
http://rapidshare.com/files/146870270/trampa.pdf

Lo unico y la pluralidad (Luigi Fabbri)
http://rapidshare.com/files/146870267/lo_unico.pdf

Mal de amores (Enrrico Malatesta)
http://rapidshare.com/files/146870269/mal_amor.pdf

Maternidad libre (Poul Robin)
http://rapidshare.com/files/146870268/m_libre.pdf

Una experiencia en camaraderia amorosa (Grupo Atlantis)
http://rapidshare.com/files/146870265/exp_ca_a.pdf

Como un bálsamo, Altimira

En estos momentos en que pasa el tiempo, de los buenos momentos me acuerdo ... ya lo cantaba hace un tiempo algún grupo euskaldún, las primeras letras de esta canción sonaban ayer en mi cabeza y es que hace ya unos días que ha pasado la tormenta, empiezo ahora a poder respirar de su resaca tan caótica y renovadora a la vez.

Aquella fuerza destructora que acompañó a la tormenta ha dejado tras de sí una gran claridad de sentimientos. No voy a reprimir esta lágrima que quiere descender mejilla abajo mientras escribo estas palabras y es que esta última tormenta ha sido brutalmente desgarradora. Hay momentos en los que la sangre parece que deja de correr por mis venas, el aire se solidifica, entonces viene a mi el indeseable desengaño al querer disfrutar de esos momentos en los que estando contigo no existía nada más y era como estar en el lugar más maravilloso del universo incluso inimaginable para nuestras mentes, para olerte, hablarte y escuchar a tu alma, al darme cuenta de que es imposible realizarlo ahora.

Durante días solamente el cielo y la tierra me han servido de consuelo, su inmensidad me ha ayudado a descargar todo mi dolor devolviéndomelo en forma de sabiduría, núnca deja de sorprenderme la gran capacidad de transmutación que la naturaleza ofrece.

Nostalgia y tristeza empiezan ahora a convertirse en amor y gratitud.
Morir para nacer me ayuda a apreciar la importancia de los ciclos ... de que las cosas cambien ... de que la tormenta aleje, aún en contra de mi voluntad, proyectos creados o seres queridos. Gracias a este suceso natural puedo seguir construyendo algunos aspectos utópicos de mi existencia.

Cada vez estoy más convencida de que aunque haya parecido lo contrario nadie ha querido hacerme daño en mis relaciones de amor. Estamos aprendiendo a no culparnos, a divertirnos y a gestionar nuestros sentimientos.

Hoy voy a intentar conocerme un poquito mejor.
Ya sabes que te quiero.

dimecres, 11 de novembre de 2009

petit (bitxet), xxx


bitxet, que no et faci por la llibertat,
no pateixis pel dubte de les opcions,
no t'angoixis per un futur no planejat,
ni per la importància de les nostres decisions.

bitxet, jo seré contenta al teu costat,
no pas perquè tu m'ho hagis demanat,
tampoc per la imposició de normes no escrites
o per simple i trista por a la soledat.

bitxet, no cal que et digui que estic molt bé sola,
i és cert que no et necessito per a res,
però estic amb tu, sincera, sencera i oberta,
per la senzilla raó de que és el que desitjo fer.

bitxet, que no et faci por la independència,
no pensis que l'espai sempre distancia,
no disfressis el meu amor voluntari d'obligació,
ni miris desconfiat la meva porta oberta.

bitxet, no tinguis por del meu poc convencionalisme,
pensa que la major seguretat de permanència,
és el fet que estic amb tu quan res m'obliga;
de manera real, veritable i honesta.

bitxet, crec que ho podria suportat gairebé tot
menys la falta de llibertat i independència,
menys les teves pors respecte el meu amor
i la decisió conscient de fer-te un lloc a la meva vida.

bitxet, que no et faci por la llibertat,
no pateixis pel dubte de les opcions,
no t'angoixis per un futur no planejat,
ni per la importància de les nostres decisions,
perquè t’estimo i prou.

dijous, 5 de novembre de 2009

Dos caminos, de Margarida




Sólo conozco dos caminos,
los mismos que aprendí cuando niña.
En uno, el corazón se abre verdadero
desecho en dolores,
lágrimas y tristezas de amor.
En el otro, sobrevivir es imperativo
y la rabia alimenta la vida.
La primera alternativa me descúbre vulnerable y desnuda,
me mata.
La segunda me consume
la dulzura y el placer,
muero.
Y como, hasta hoy, me deparo
con la misma encrucijada,
elijo la vida.