dimecres, 30 de novembre de 2011

Lo contrario del amor libre, H.R.Herzen

Si esperabas resolver esa duda, quizá hoy no sea el día. Las palabras limitan y reducen lo que sentimos cuyo producto hay que multiplicarlo por 7.000 millones de personas (también podríamos añadir a otros seres vivos o inertes) que tenemos nuestra propia concepción de abstracciones como “amor” o “libertad”. Hay tantas formas de amar que parece un analfabetismo agudo reducirlo todo a “amor”, aunque también refleja una extraordinaria capacidad de condensar una infinita y variada cantidad de sensaciones en una sola palabra. La evidente contradicción del amor es su inverosímil coherencia.

Un símil apropiado es el concepto de color. Cuentan que los esquimales pueden distinguir hasta 30 tonalidades del color blanco porque están rodeados de él y las diferencias imperceptibles para otros ojos son significativas en su retina. Pero la cosa se complica aún más porque realmente el mundo es incoloro. El color es una sensación producto de nuestro cerebro a partir de un objeto sobre el que incide la luz: un objeto lo vemos blanco porque refleja todo el espectro visible y lo vemos negro si no refleja nada del espectro visible.

dimarts, 29 de novembre de 2011

Teoría King Kong, Virginie Despentes



Esta imagen precisa de la prostituta, que nos gusta tanto exhibir, una mujer privada de todos sus derechos, de su autonomía, de su poder de decisión, sirve varias funciones. Principalmente mostrar a los hombres que quieren hacérselo con una puta, lo bajo que deberán caer para conseguirlo. De este modo, también se les arrastra a ellos hasta la célula familiar: todo el mundo a casa. Es también una manera de recordarles que su sexualidad es monstruosa, que crea víctimas y destruye vidas. Porque la sexualidad masculina debe seguir siendo criminal, peligrosa, asocial y amenazadora. Esto no es una verdad en sí, es una construcción cultural. Cuando impedimos que las putas trabajen en condiciones decentes, atacamos directamente a las mujeres, pero también buscamos controlar la sexualidad de los hombres. Echar un polvo cuando tienen ganas no debe ser algo agradable y fácil. Su sexualidad debe seguir siendo un problema. De nuevo, doble imposición: en la ciudad todas las imágenes invitan al deseo, pero el alivio debe seguir siendo problemático, cargado de culpa.

La decisión política que consiste en hacer de las prostitutas víctimas también cumple una función: marcar el deseo masculino, encerrarlo en la infamia. Que se corran pagando, si quieren, pero que para hacerlo tengan que meterse en el fango, la vergüenza y la miseria. El pacto de la prostitución "yo te pago y tú me satisfaces" es la base de la relación heterosexual. Hacernos creer que ese contrato es extraño a nuestra cultura es pura hipocresía. Al contrario, la relación entre el cliente varón heterosexual y la puta es un contrato entre los sexos sano y claro. Por eso, es necesario complicarlo de manera artificial.

Descarga Teoría King Kong, Virginie Despentes, Ed. Melusina, 2008 

diumenge, 27 de novembre de 2011

Neomachismo: elogio de la pureza sexual calculada, Feliciano Mayorga


Dejémonos por un momento de romanticismo y consideremos el mundo de las relaciones heterosexuales como un inmenso mercado, en el que se distribuyen bienes importantes como la seguridad afectiva, la satisfacción sexual o la plenitud amorosa. Hombres y mujeres actúan como oferentes y demandantes tratando de optimizar sus intereses sentimentales en competencia con los miembros de su propio género. Cosmética, vestuario, dietas, aerobic, ademanes eróticos, cirugía estética y las innumerables técnicas de seducción no son sino formas de marketing para hacer visible, enfatizar y promocionar el producto, que es uno mismo, en ese concurrido intercambio.

Hasta hace una década el mercado amoroso era rígido y poco flexible, casi socialista, interferido por una imagen machista y patriarcal de la mujer, que prescribía su castidad y excluía a las promiscuas y liberales, destinándolas a la economía sumergida. El éxito del macho consumidor no era otro que adquirir una mujer respetable, inmaculada como la virgen María, a estreno, como novia y esposa, y luego practicar con voracidad el sexo con ligeras y casquivanas en el mercado de derivados. En momentos de escasez y desabastecimiento, por fealdad o cutrez, del comprador, podía recurrirse a un producto siempre disponible, la prostituta, que configuraba un tercer mercado.

Las mujeres, asumiendo la estricta regulación machista, para no devaluarse tenían que mostrarse mojigatas y puritanas, salvo con un único comprador, renunciando, si no a su sexualidad, sí al menos a la posibilidad de disfrutar, en igualdad de oportunidades con el hombre, de un alto grado de circulación erótica. En vez de capital circulante se convertían en el pasivo financiero de un solo banco, casi un inmueble, que impedía el sobrecalentamiento de la economía y la inflación amorosa.

El asalto al Hades, Casilda Rodrigáñez

El asalto al Hades es una propuesta de recuperar la vida que quedó prohibida y excluida de la sociedad patriarcal. Los mitólogos inventaron el Hades para desterrar esa vida que no debía saberse ni imaginarse; las manzanas y la serpiente, símbolos del placer que impulsa la vida, fueron conquistadas y destruidas por Hércules, arquetipo del nuevo ser humano patriarcal, que instituye la superioridad masculina y sustituye el principio  del placer por el de la fuerza física.  Posteriormente, los mitólogos cambiaron el Hades por el Infierno, creando el sentimiento de culpabilidad para quienes se dejan llevar por su vitalidad, como Eva, por quien entró el pecado en el mundo: la historia del Jardín del Edén (con la prohibición del fruto, simultánea al acceso del conocimiento del bien y del mal, y a la satanización de la serpiente) es el re-make judeocristiano de la historia de Hércules en el Jardín de las Hespérides.  Así se institucionalizan la enemistad entre la mujer y la serpiente –su sexualidad-, el dominio del hombre sobre la mujer y el parto con dolor; en definitiva, el matricidio.

dissabte, 26 de novembre de 2011

Amor exagerado, Malena Lede

Cuando caemos en la exageración de amar por necesidad en lugar de necesitar al otro porque lo amamos, corremos el peligro de sufrir y perder la identidad.

El amor de pareja tiene un límite que es el intento de obstaculizar la libertad y el desarrollo del otro.

Las personas necesitan dar y recibir amor sin convertirse en carceleras y sin crear dependencias.

Amar es arriesgarse, y como todo riesgo en la vida, es un salto al vacío, que puede llegar a ser muy destructivo cuando confundimos amor con alienación.

dijous, 24 de novembre de 2011

Amor, Rabindranath Tagore


He besado con mis ojos y con mi tacto la adorable superficie de este mundo. 
Y, como un velo bordado de árboles y pájaros, lo he plegado sobre mi corazón. 

Y tantos pensamientos y sentimientos he vertido en sus días y en sus noches 

que mi vida y el mundo se han fundido y son ya una sola sustancia amorosa. 
Y amo mi vida porque amo la claridad del cielo que toda está en mí.

Abandonar este mundo es una realidad tan poderosa como amarlo.
Mas si este amor hubiera de ser engañado y burlado por la muerte, el gusano de una 
desilusión semejante roería todas las cosas y hasta las estrellas, extinguidas, 
se derrumbarían en ceniza.

Y cuando toco el sitio de mi corazón estoy tocando el mundo y el amor inmortales!

El diagnóstico y la terapéutica, Eduardo Galeano (El libro de los abrazos)


  El amor es una enfermedad de las más jodidas y contagiosas. A los enfermos, cualquiera nos reconoce. Hondas ojeras delatan que jamás dormimos, despabilados noche tras noche por los abrazos, o por la ausencia de los abrazos, y padecemos fiebres devastadoras y sentimos una irresistible necesidad de decir estupideces.

Utopía o quiebra, Ken Knabb (En El placer de la revolución)

Nunca se ha dado en la historia un contraste tan deslumbrante entre lo que podría ser y lo que se da realmente.

Basta hoy examinar todos los problemas del mundo —la mayoría de los cuales son bien conocidos— y meditar sobre ellos no tiene normalmente otro efecto que hacernos menos sensibles a su realidad. Pero aunque seamos “lo bastante estoicos para soportar las desgracias de los demás”, a la larga el deterioro social presente nos afecta a todos. Quienes no padecen la represión física directa aún tienen que soportar las represiones mentales impuestas por un mundo cada vez más mediocre, estresante, ignorante y feo. Quienes escapan de la pobreza económica no pueden escapar del empobrecimiento general de la vida.

Ni siquiera a este nivel mezquino puede ya continuar la vida. La destrucción del planeta por el desarrollo mundial del capitalismo nos ha llevado a un punto en que la humanidad puede extinguirse en pocas décadas.

No me arrepiento de nada, Gioconda Belli



Desde la mujer que soy
a veces me da por contemplar
aquellas que pude haber sido;
las mujeres primorosas,
hacendosas, buenas esposas,
dechado de virtudes,
que deseara mi madre.
No sé por qué
la vida entera he pasado
rebelándome contra ellas.
Odio sus amenazas en mi cuerpo.
La culpa que sus vidas impecables,
por extraño maleficio,
me inspiran.
Reniego de sus buenos oficios;
de los llantos a escondidas del esposo,
del pudor de su desnudez
bajo la planchada y almidonada ropa interior.

dimecres, 23 de novembre de 2011

Siempre te quedará la (mala) fama, H.R.Herzen


Hay muchas adicciones y el seguimiento de los culebrones es una de ellas. Aclaremos que no escribo todo lo que vivo y siento de la misma manera que lo que escribo no siempre lo he vivido y sentido. Si mi piel y mi mente hubieran absorbido todo lo que expreso en un teclado, no necesitaría escribirlo pues una de las principales funciones es exorcizar deseos insatisfechos y reclamarle sueños a una utopía que se aleja cuanto más cerca siento estar. Vivimos vidas que no queremos y queremos vidas que no vivimos. Es como si quisieras juntar los extremos de una rama: por más esfuerzo que hagas por hacer coincidir el deseo y la realidad, siempre hay un punto de quiebre o en el cual tus fuerzas ya no dan para más.

Se trata de encontrar el mejor equilibrio para ti. Yo lo intento hacer para mí y por ello nadie sabe lo que sufren ni lo que anhelan los corazones nómadas, las almas errantes y los lobos esteparios. A veces ni siquiera sus pares porque además no suelen coincidir en tiempos ni espacios. Las almas libres chocan con su propia ansia de libertad y con su anhelo de placer eterno, lo cual les pone en una encrucijada obligatoria de resolver para confirmar si la teoría y la práctica de la relación con otros seres están tan lejos como siempre han renegado.

dimarts, 22 de novembre de 2011

¿Imaginación, camino o realidad?, H.R.Herzen


No tenemos ni la más remota idea de lo que son en realidad el apoyo mutuo, el cariño, la solidaridad, la ternura y la empatía porque nadie nunca nos lo ha enseñado y porque todavía no lo hemos aprendido —sin contar con que además cada cual tiene su propia idea...—. Vemos problemas en verdaderos aprendizajes, conflictos irresolubles en magníficas oportunidades, irremediables fracasos en éxitos rotundos. Y en el camino, muros que sentimos como obstáculos son más bien espejos mágicos para aprender del otro lado o para pintar alguna frase obscena como “Te amaré toda la vida” sin saber del todo qué es amar y qué es siempre.

Ahora, cierra los ojos. Hazlo, por favor. Ahora vuélvelos a cerrar imaginando que en tu vida sexoafectiva eres capaz de compartir y cruzar amantes sin malabarismos obscenos, organizar tríos y orgías sin máscaras ridículas, amar a todos y todas sin cadenas, bailar y cantar para seducir y dejarte seducir sin retrovisores, dejar volar caricias y besos a quien los quiera recibir sin etiquetas, abrazar sintiendo cada centímetro sin sonrojarte, soñar con una sonrisa en la cara sin pesadillas. ¡Imagina! Porque fantasear es el primer paso para que algo se convierta en realidad.

Tiendo al equilibrio, Marina Sola


hay días en que tu amor vuela libre por mi cuerpo,
se para a jugar entre los dedos de los pies,
sube haciéndome cosquillas por las piernas
y se acurruca en mi cintura a descansar,
acaricia mi corazón y se baña en mi saliva
para jugar y revolotearse entre mi pelo

estos días deseo gritarle al mundo
con todas mis fuerzas que te Amo
y susurrarte al oído que soy feliz contigo
y me encanta amarte

hay otros días en que tu amor se engancha a mi tristeza,
a los recuerdos de un pasado que ya pasó
y un presente que todavía no,
a la obsesión de amarte,
al deseo de tocarte,
a tantas ganas de ti,
se incrusta por todos los rincones de mi cuerpo,
se pega a mi corazón
y me golpea con fuerza el estómago

estos días sólo quiero gritar al viento
y arrancarte de mi alma




dilluns, 21 de novembre de 2011

10 reglas para vivir poliamorosamente con éxito, Lille Skvat

Hace ya bastante tiempo, charlando con un amigo monógamo pero "policurioso", me preguntó qué cosas pensaba yo que eran esenciales para tener una relación poliamorosa que funcionase. En la larga conversación vimos por supuesto que mis ideas eran muy diferentes a las suyas, así que me propuso hacerle una de esas listas estilo revista o libro de autoayuda y enviársela. Lo que copio aquí es el resultado de su petición, es decir, las 10 reglas para vivir poliamorosamente y no hundirse en el intento según mi óptica en ese momento.

Aunque creo que no estoy en desacuerdo con nada de lo que escribí refiriéndome al poliamor, me parece que la lista está desactualizada y refleja mi visión del mundo de entonces. Ahora, como decía aquí, no me identifico con ser poli, y por tanto muchas de estas reglas tampoco entiendo que se apliquen a mi forma de vivir como anarquista relacional. Pero bueno, para los que sí que sois polis (muchos más), aquí va mi lista de entonces.

Por lo menos he podido vivir mi propia vida, Mila Mores


Un privilegio compartir mi cariño con la radiante alegría;
un placer sentir mi cuerpo al lado de la más bella y sincera sonrisa;
un sueño contemplar la más bonita y limpia actitud.
Tres meses serían suficientes para colmar mi pasión,
aunque suela querer más de lo que tú me das.
Y sin embargo, necesitamos que la Tierra deje de girar y se pare un momento.
Lo necesitamos tanto como el amor sin condiciones, el sexo sin reservas o el cielo con estrellas.
Todavía no entiendo por qué el veneno vence a las caricias; por qué gastamos saliva en vano que debería lubricar nuestros cuerpos.
«Por lo menos he podido vivir mi propia vida», gritó Edino feliz en su lecho de muerte.

Amor sin jerarquías, Lille Skvat

Llevo tanto tiempo quejándome de ello. No quiero ver las relaciones como una jerarquía de poder. No quiero competir por estar encima ni dejar que me sitúen debajo. Solo acepto tratarnos como iguales, sea con quien sea, sienta lo que sienta.

Amar NO es una lucha de poder. Sentir amor no tiene que ser algo negativo, al contrario. Si quieres a alguien, para mí es natural disfrutar de sentir ese amor. Independientemente de lo que el alguien sienta por ti. Si yo te quiero de por sí eso ya es un placer, porque siento algo positivo que me produce alegría al recordarte, que me hace sentir ternura al pensar en tus cosas, que me deshace en deseo al tener ganas de tocarte, que me da calor en el alma al recordar cómo hablas, cómo te ríes, cómo te enfadas, cómo te explicas, cómo te pavoneas, cómo te equivocas, cómo te acercas, cómo bailas, cómo hueles..., que me produce una dulce melancolía cuando te echo de menos y me hace enormemente feliz cuando todo funciona y compartimos esos escasos pero tan maravillosos momentos mágicos. Amar es algo que sale de mí, y no es dependiente de tu amor de vuelta. Me amen o no, yo siento amor por algunas personas. Y eso es algo que hace mi vida más plena.

La Revolución patriarcal y el Fin de las Diosas, Coral Herrera Gómez


De la misma forma que un pueblo lleva a cabo la devaluación simbólica del pueblo enemigo para lograr que sus habitantes se odien y traten de exterminarse mutuamente, el hombre ha necesitado una operación simbólica de gran envergadura para dividir la realidad en dos esferas y lograr que la mitad de la Humanidad se subyugue a la otra mitad.

El patriarcado, como veremos, comenzó con una rebelión llevada a cabo por hombres, pero no por todos los hombres del planeta. Es decir, no fue una revolución de varones contra mujeres, sino una revolución de hombres violentos contra hombres pacíficos, mujeres, niños, animales y recursos naturales. Todo proceso de colonización tiene su dimensión militar, política y económica, pero también cultural. Para derrocar las deidades femeninas y sustituirlas por dioses masculinos, primero fue necesario despreciar la feminidad y caracterizarla como una categoría ontológica inferior, lo que sirvió para imponer una nueva cultura y una nueva religión en torno a una ideología violenta, dominadora y excluyente.

Los estereotipos patriarcales sobre las mujeres las han presentado siempre como símbolo de la naturaleza, lo irracional, lo turbio, lo emocional, lo contaminante. La feminidad se relaciona, en el imaginario colectivo, con lo salvaje, la maldad, la impulsividad, la ignorancia y la estupidez, la incapacidad, la cobardía, la debilidad (entre otras muchas cosas negativas). Probablemente esta necesidad de denigrarlas simbólicamente se debió a su poder mágico para procrear, pues los seres humanos tardaron muchos años en entender el proceso por el cual los espermatozoides fecundan un óvulo y dan lugar a una vida nueva. Hasta este siglo, el hombre no ha podido sentirse una pieza clave del proceso de creación de una nueva vida, y tampoco ha podido saber con seguridad si los hijos de su compañera eran suyos; quizás este miedo a perder energías y recursos en hijos de otros ha sido lo que ha motivado la reclusión de las mujeres en el ámbito doméstico y la constricción o limitación de su sexualidad.

diumenge, 20 de novembre de 2011

Manifiesto de los amores Queer, Coral Herrera Gómez



1. El Amor Queer es un proceso a disfrutar, no una meta a la que llegar.

2. Los amores Queer reniegan de las tradicionales historias de amor que venden promesas de eternidad y felicidad, y proponen acabar con la exclusividad sobre los penes, los coños y los corazones de otras personas.

3. Los y las amantes queer rechazan  la tiranía del orgasmo y expanden el erotismo al cuerpo entero, sin quedarse estancados en los genitales, potenciando la sensibilidad de todas las partes, descubriendo nuevos caminos en el sexo más allá de la gimnasia pornográfica tradicional.

4. Los amores queer no comparten los anhelos de eternidad ni el trauma del divorcio, porque disfrutan de las historias hasta que se acaban, felices de haberlas sentido y sin sensación de haber perdido nada "para siempre".

5. A los amantes Queer  les asquea el infierno de la convivencia forzada,y reniegan la idealización y la desilusión constante de la pareja tradicional. No desean seguir el modelo monogámico, reproductivo y heterosexual que nos imponen las industrias culturales a través de los relatos.

No soy poliamorosa, Lille Skvat

Después de un tiempo utilizando la palabra "poliamorosa" sin sentir que me pertenece del todo, porque no me identificaba ni con los polis que he ido conociendo ni con las explicaciones que he ido leyendo y escuchando, finalmente he decidido dejar de utilizar ese término para hablar sobre mí. No porque en sí mismo tenga nada malo. Sencillamente no es lo que yo soy ni lo que yo vivo. Y lo cierto es que no es nada nuevo en mí dejar de utilizar una etiqueta que antes me aplicaba y por la que todavía sigo haciendo política y activismo. Por ejemplo, bisexual.

¿Por qué no quiero decir que soy poli entonces? Porque aunque tenemos algunos aspectos comunes, hay muchos otros que he descubierto que no compartimos. Bueno, descubierto... lo sabía desde el principio en algunas cosas, en otras lo he ido averiguando y reafirmando.

¿Pero entonces por qué utilicé ese término? En realidad porque lo veía, igual que la bisexualidad o ser transgénero, como un término abarcativo o paraguas que incluía muchos tipos de relación. Pero aunque sigo viéndolo así, ahora he llegado a la conclusión de que no incluye mi tipo de forma de relacionarme aunque incluya muchas otras formas cercanas.

dissabte, 19 de novembre de 2011

El amor nunca se acaba, sólo cambia de lugar. Boris Bolarte



¿Por qué no contar también a todo el mundo las películas que me monto con tal persona? ¿Por qué sólo contar la vida de la otra persona y juzgarla y hacer que la juzguen las demás?

El problema es “la expectativa”, ese animal complejo que hace vernos en determinada posición o que plantea un panorama deseado que, si al revisar el resultado no se alcanza o no se da como lo esperamos, simplemente desequilibra. Si se deriva de situaciones que definitivamente no se encuentran en nuestras manos, generalmente suceden dos cosas: hacemos comparativos entre lo que pensamos y lo que creemos hubiésemos podido lograr.

El resultado es, habitualmente injusto, porque estamos comparando la actuación de una persona en el mundo real contra lo que pensamos hubiésemos logrado nosotras en un mundo hipotético. Por otra parte, y es aún más injusto, tal vez la otra persona no haya estado consciente de lo que esperábamos exactamente de su actuación, causando seguramente una decepción de parte nuestra hacia una persona que muy probablemente ni siquiera supo lo que esperamos de ella.

Volar es algo más. (Fragmento del film Birdy, de Alan Parker)


volar es algo más que batir las alas
un pájaro puede batir sus alas sin moverse ni un milímetro
pero cuando quiere volar
el más mínimo aleteo lo eleva hasta el cielo
tienes que sentir que el aire tiene esa sustancia capaz de elevarte
es una cuestión de confianza

por eso tu nunca podrás volar
porque no crees en ello

divendres, 18 de novembre de 2011

Amar sin apego, simplemente amar. Carlos Molinar



¿Por qué cuando amamos, siempre condicionamos de alguna manera?, ¿por qué es tan doloroso el desamor del ser que amamos? ¿Por qué si llega el desamor o el desengaño viene siempre acompañado de una desilusión y de un profundo dolor?, ¿por qué no sólo amar?… con total desapego, sin expectativa, sin cuestionamientos, dejando al ser amado en total libertad de hacer, de amar a alguien más, de buscar alimento espiritual en otras fuentes; dejarla ser, dejarla incluso reciprocar, pero sin esperar nada, aún en ese caso, pensar que es sólo casual, que no es una consecuencia, ni una respuesta, sino una casualidad y que seguramente después del aquí y ahora, simplemente se esfumará, que así como llegó, de repente se irá, que nada es para siempre, que todo es temporal.
Que difícil es amar sin reglas, sin tratar de adquirir títulos de propiedad; si lográramos amar sin apegos, sería sin duda la mejor y verdadera forma de amar, todo lo demás es mera vanidad.

¿Cómo curar esta obsesión?, H.R.Herzen


Las diferencias entre amor y obsesión son discutibles pero a veces imperceptibles. Piensan enamoradas y enamorados: «¿Cómo puedo dejar de pensar todo el día en ti? ¿Cómo hacer espacio en los pocos huecos libres de mi cerebro? ¿Cómo hago para que esa explosión de deseo y este huracán que me marea y que se ancla en lo más hondo de mi ser me deje algún minuto de silencio?».

Uno de mis grandes problemas y mi terrible dependencia es la adicción al placer. Me subordina y me somete. Estoy atrapado en una espiral sin salida, apegado, esclavo del gozo y del deleite. Me pierde, me gana y me empata; me tumba, me arrastra, me noquea, me lleva y me trae. ¿Cómo curar esta ciega obsesión?

Declaraciones de amor y guerra, aanomalia


Dar rienda suelta a las pasiones inmorales, en la cotidianidad, en nuestras intimidades. Correr hacia el abismo de lo desconocido, provocar el fin de las normalidades. No puedo robar palabras a este mundo para expresar todo lo que siento. No me alcanza ni el fuego ni los besos para explica el mundo que deseo. No me alcanza ni el fuego ni los besos para destrozar el mundo que desprecio. Quiero que me encuentres llorando de alegría, rabia o dolor; pedaleando entre las ruinas de una iglesia donde luego haremos el amor. Revolcándonos en el placer de la destrucción.

http://aanomalia.tumblr.com

¿Cada noche como si fuese la última?, H.R.Herzen


Llegar a disfrutar del sexo limpiamente, de forma natural y sin más pretensión que la de compartir un bonito momento y conocer mejor a quien te atrae de alguna manera y con quien te gusta comunicarte es un reto complejo para esta limitada sociedad, un desafío a las hermanas defensoras de la moralidad y una provocación a los siniestros represores que campan en nuestras pervertidas conciencias. (A veces también es todo lo contrario y es más fácil que escupir en la calle, pero de eso hablamos otro rato).

Aunque las experiencias sexuales nos transportan a los más diversos estados mentales, vitales y espirituales, el futuro llega antes de resolver en qué medida vas a ligar tu presente al presente de esos seres que te obnubilan la razón. Además, como siempre tenemos la disyuntiva del nunca-jamás y el para-siempre no acabamos de equilibrar el hecho de que todo tiene su fin, todo cambia y nada permanece. Y entonces, ¿cuál es el miedo? Las estadísticas nos dirían que quien no tiene miedo a perder es quien vive libremente y abre los brazos a la vida sin corsés ni cinturones de castidad. El pánico a morir es la otra cara del miedo a vivir.

dijous, 17 de novembre de 2011

Pequeñas lecciones de erotismo, Gioconda Belli


I
Recorrer un cuerpo en su extensión de vela
es dar la vuelta al mundo
Atravesar sin brújula la rosa de los vientos
islas golfos penínsulas diques de aguas embravecidas
no es tarea fácil  -si placentera-
No creas hacerlo en un día o noche
de sábanas explayadas.
Hay secretos en los poros para llenar muchas lunas

II
El cuerpo es carta astral en lenguaje cifrado.
Encuentras un astro y quizá deberás empezar
a corregir el rumbo cuando nube huracán
o aullido profundo
te pongan estremecimientos.
Cuenco de la mano que no sospechaste

dimecres, 16 de novembre de 2011

¿Es que nunca te has enamorado de verdad?, H.R.Herzen


Algunas personas cercanas y apreciadas, que además me conocen bien, se han atrevido a preguntarme: «¿Pero tú alguna vez te has enamorado de verdad?». ¿Acaso me están diciendo en la cara que siempre que me enamoro es mentira? Incluso han llegado a afirmar: «Es que tú nunca te has enamorado de verdad».

He sentido que me ofendían y me agredían con sus palabras mientras mantenía una mueca que aparentara que no tengo ganas de romperle la cara a quien me lo dijo. Es algo así como decirle a alguien: «Yo pienso que mi vida amorosa es plena y la tuya es una verdadera mierda»; o «Soy superior a ti porque elijo una víctima y le hago cargar con todas mis frustraciones sentimentales»; o «Mis sentimientos son más elevados porque en vez de enamorarme y apasionarme con lo que cada día la vida me regala, he decidido que sólo compartiré mi sexo con una persona (hasta que me desenamore y busque otra sustituta) e intentaré que se quede en mi casa para siempre». Es como si me reclamaran: «Tú eres imbécil, ¿verdad?».

Espero que me encuentres, Amanda Mar


imagen tomada de www.marinaanaya.com


espero que me encuentres
detrás de un árbol,
en la cresta de una ola,
debajo del mar,
dentro de un croissant de chocolate,
tomando la luna,
tiritando de frío anhelando tu calor,
llena de ilusiones,
cantando sobre ruedas,
bailando en la plaza,
volando alto,
en la roca más alta a punto de saltar,
por la calle,
entre las sábanas,
atacando con el caballo,
en un poema,
mirándote en el espejo,
soñando contigo,
en una playa azul,
riéndole a la vida,
donde menos te lo esperes

espero que nos encontremos,
cualquier día,
jugando a vivir

dimarts, 15 de novembre de 2011

Obviamente se trata de que no te dejes, H.R.Herzen


Quienes viajamos en bicicleta sabemos que tras una larga subida viene otra bajada más o menos igual de larga. Y hay que disfrutarla y recoger energías porque luego vuelve otra subida. Claro, también puedes ir por el camino fácil, recto, monótono y aburrido. Aunque por ahí también hay subidas de vez en cuando, pero son rectas y eternas y no hay curvas. Tampoco hay árboles ni fuentes; sólo hay asfalto, coches, camiones, gasolineras feas... y las bajadas ni siquiera son interesantes y emocionantes, sólo son descansos que alivian la rutina del pedaleo.
Las subidas fuertes suelen ser al lado de ríos, naturaleza, gente amable, casas espectaculares, animales, colores y cuando encuentras agua o comida es algo espectacular: ¡¡¡una fiesta!!!

diumenge, 13 de novembre de 2011

Contramor no dicotómico, sí alternativo, Diana Marina Neri Arriaga


Entre el suicidio cotidiano como resignación o la urgencia de revisar nuestras relaciones amatorias

El derecho de vivir en paz (*), es la frase con la que quiero iniciar mi participación en esta mesa, es la primera exigencia que deseo soplarle al poder y a todos sus tentáculos, y así, no aceptar más ser un número dentro de tanta estadística, un daño colateral que se lamenta, una víctima que se llora, enemigos de otros que desde la mirada situada ya destruye y en el paso cotidiano: critica, censura, arrebata, defrauda. Quiero, queremos vivir en paz, pero no desde los sepulcros y el silencio, sino desde el canto y una disidencia que escandalice, que provoque estruendos, que abra desde mi/nuestro cuerpo y todos sus pliegues, desde los suaves hasta los callosos una trinchera que se pretenda vivir como distinta.
Hace algunos días encontré un video de la hambruna en África y con mirada atónita y cómplice veía que dos niños estaban muriendo de hambre y con un pedacito de galleta recobraban un poco de fuerza. Me sentí tan miserable siendo parte de ese juego perverso de impotencia que ante las redes de la muerte me mantenía inactiva y con lágrima pujante, y eso que a tantos kilómetros sucede, también está muy cerca, e incluso detrás de tu casa y tantas ignominias incluso después de la puerta de tu casa.
¡Carajo! Pensé ¿Me he de quedar otra vez con los brazos cruzados y seguir mirando?, ¿sólo mirando? Y así en la cascada de acontecimientos apareció en el imaginario, la violencia contra las y los niños, las mujeres, y/o contra los indígenas, sexismos, racismos, la trata de personas y los crímenes por lesbo/homofobia, y el especismo en todas sus formas desde cuando “saboreas” un bistec que no es más que otro ser sintiente como tú, hasta el aplauso que das en las corridas de toros ante la tortura y la muerte y así, entre otros etcéteras que abruman, me despertó Honoré Balzac gritando:“La resignación es un suicidio cotidiano”. ¿Quieres resignarte?

Cuando Emma abrió su cuerpo y se convirtió en mandrágora: La resistencia desde la vulva y la palabra para construir el contra/amor, Diana Marina Neri Arriaga



PONENCIA PRESENTADA EN EL ENCUENTRO DE ESCRITORES DE DISIDENCIA SEXO GENÉRICA EL MIERCÓLES 8 DE JUNIO EN LA UNIVERSIDAD AUTÓNOMA DE LA CIUDAD DE MÉXICO.
 
“Que nada nos defina. Que nada nos sujete. Que la libertad sea nuestra propia sustancia."
Simone de Beauvoir

Quiero comenzar este compartir de verbos, pidiéndoles a las mujeres mandrágoras que cohabitan este espacio se presenten con un canto; -sí- escucharon bien, con un gorgorito, un gemido musical, gesto vocal del cuerpo que permita regocijarnos de ser mujer disolutas, desparpajadas, indecentes o apostatas (que delicia) maravillosas putas impuras y/o gozosas malignas.

Que si no te han trazado bajo está construcción social, no importa, para esta invitación es necesario saberse humano en búsqueda, aunque de pronto es pertinente indagar ¿Qué es un hombre? ¿Qué es una mujer? Al fin y al cabo construcciones ideológicas, pero… regresando al punto: ¿Por qué en lugar de escuchar una ponencia me invita a cantar?
Sencillamente por el placer de contagiar la zona de un nuevo susurro de rebeldía, de una tuerca que se revele al fuero academicista y desde nuestros desafinos preguntarnos: ¿Cómo me posiciono frente a la Medusa o Lilith?

Ahora tengo la palabra, María Cano


Ahora tengo la palabra
y descubro que la palabra es buena.
Oigo mi voz,
resuena.
Quien fui,
quien soy,
quien puedo ser.
Del susurro al grito voy recordando la palabra,
voy contando la historia
sin la voz del patriarca.
Voy limpiándome la piel de los calificativos:
bruja
puta
loca
pecadora.
Aún no lo he dicho todo, pero lo haré
porque ahora tengo la palabra.

dissabte, 12 de novembre de 2011

(film) Jeux d'enfants, Yann Samuell (Trad. Quiéreme si te atreves)

«Felicidad en estado puro, bruto, natural, volcánico, que gozada, era lo mejor del mundo... Mejor que la droga, mejor que la heroína, mejor que la coca, chutes, porros, hachís, rayas, petas, hierba, marihuana, cannabis, canutos, anfetas, tripis, ácidos, lsd ,éxtasis... Mejor que el sexo, que una felación, que un 69, que una orgía, una paja, el sexo tántrico, el kamasutra, las bolas chinas... Mejor que la nocilla y los batidos de plátano... Mejor que la trilogía de George Lucas, que la serie completa de los Teleñecos, que el fin del Milenio... Mejor que los andares de Ally Mcbeal, Marilyn, la Pitufina, Lara Croft, Naomi Campbell y el lunar de Cindy Crawford... Mejor que la cara B de Abbey Road, los solos de Hendrix. Mejor que el pequeño paso de Neil Amstrong sobre la Luna, el Space Mountain, Papa Noel, la fortuna de Bill Gates, los trances del Dalai Lama, las experiencias cercanas a la muerte, la resurrección de Lázaro, todos los chutes de testosterona de Schwarzenegger, el colágeno de los labios de Pamela Anderson, mejor que Woodstock y sus fiestas mas orgásmicas...mejor que los excesos del Marqués de Sade, Arthur Rimbaud, Morrison y Castaneda... Mejor que la libertad... Mejor que la vida». 

dimecres, 9 de novembre de 2011

Explosión de luz, Paulo Coelho

Sé que lo que tú encontraste está hecho de materia pura, jamás se corromperá. Y tú podrás volver un día. Si fue solamente un momento de luz, como la explosión de una estrella, entonces no vas a encontrar nada cuando vuelvas. Pero habrás visto una explosión de luz. Y eso sólo, merece la pena.

dimarts, 8 de novembre de 2011

Un aleteo me recorrería el torso, Mila Mores



Si acaso, déjame buscar el misterio,
no me cierres esa puerta y abre todas las ventanas,
cantemos la oda al secreto y bailemos la danza del deseo.
Llenemos los cuencos de nada,
cocinemos con deleite las respuestas,
para nunca mirar al cielo con nostalgia.
Si estuviera entre tus brazos,
un aleteo me recorrería el torso.

dimecres, 2 de novembre de 2011

Permanencia de los refugios, Gioconda Belli



Ciudad mágica la mía
en la que un caballo blanco atraviesa lentamente la
avenida
apenas caída la noche.
(En penumbra el parque y los edificios
construidos en medio de escombros.)

Regreso del cine.
Imágenes donde puedo repetir nuestra historia.
Dos horas de verte y verme,
de decirte adiós casi inevitablemente.
Sólo el amor podría lograr la salvación,
solamente el amor podría hacer el milagro.
El amor difícil y atormentando,
así de real
como éste de la americana y el comunista,
ningún artificio en el celuloide para disfrazar la realidad,
es la pareja con su cotidianidad y sus luchas,
luchas internas contra la rutina, los intrusos,
lo que uno quisiera que fuera la relación
contra lo que realmente es
—dos seres humanos desvalidos pero hermosos
juntos en una noche de lluvia,
dulcemente atrapados el uno en el otro
cada uno techo del otro,
cada uno paraguas, refugio del otro,
a pesar de las lágrimas y los gritos,
allí se quedan juntos en la cama abrazados, callados
mientras afuera la lluvia cae—
y en el espejo las amigas hablan de la liberación
femenina
y cómo debería ser el hombre
ese hombre que ella abraza
y no es más que él,
el que ella ama,
no es el ideal, pero sí el amado.

Vos y yo,
también atrapados en el espacio de nuestras miradas.
En el mundo, afuera caen lluvias de balas
y estamos juntos
ente en los que la piel se encarga de limar los
imposibles aparentes
—hemos dicho que viviríamos el presente—.

dimarts, 1 de novembre de 2011

El mito de la monogamia, Diana Marina Neri Arriaga

                                                                                         
Cuentan los hombres que cuando los dioses crearon al mundo, a todo le pusieron no un lugar, sino varios, varios ordenes y caminos. Las mujeres sembraban hombres en invierno, para disfrutar de sus cosechas en verano. Hombres tuétano que sabían delicioso y que hablaban una lengua extraña, la lengua de los Nú.

Los dioses disfrutaban viendo a sus hijos divertirse, jugar y retorcerse en ese paraíso de encuentro, todos y todas hombres, mujeres y dioses tenían un cuerpo libre y abierto para experimentar placer, goce y otras lisonjas que como resultado de sus acuerdos grupales, habían decidido compartir. Sin embargo de los cielos, Manea "Dios de los corazones", convoco a algunos de sus hijos envidiosos para preguntarles que les parecía la organización del mundo. A la convocatoria participaron entusiastas todos aquellos que no podían convivir con los humanos y estaban condenados a esconderse para observar por la mirilla del cielo, entre ellos destacaba Trombú "guardián de las nubes", quien de inmediato cuestionó esa felicidad.

-¿Por qué son los hombres la cosecha y no al revés?-, Increpó.