dilluns, 27 de febrer de 2012

Será una explosión de amor, Mila Mores




Nadie me atrapa tanto como tú
y buscaré cómplices para llenarte la cama de caramelos.
Ya se me cayeron los muros,
así es más fácil mirar el horizonte
y amarte con bastante locura y con mucha razón.
Cuando mi piel vuelva a encontrarse con la tuya
será una explosión de amor, 
pero por ahora la vida es un tobogán infinito
en el cual no ves las curvas siguientes ni la pendiente que te espera.
Si me dejo llevar sin frenos,
sé que la vida es una danza y
más que ganas de acostarme contigo,
deseo despertar a tu lado
para seguir volando libre.

Intercambio epistolar en libertad y amor en pleno siglo XXI, Bibiana Hirukote


Querido amor,

quiero contarle algo extremadamente placentero e inesperado que me pasó: ayer pasé la noche con dos hombres. Después de un espectáculo circense y de compartir bailes y risas, la noche terminó en una linda casa de la montaña donde no pasé nada de frío porque estaba bien arropada entre dos cuerpos. A los dos los conozco de hace tiempo. Con uno ya nos habíamos encontrado otra vez, aunque tiene prometida, y con el otro hacía años que nos atraíamos pero nunca se había dado la ocasión. La noche fue bonita y me cuidaron como a una princesa.

Me parece una cosa preciosa e intensa, pero es leve y tiene un lugar muy determinado en mi vida: la feliz consecuencia de una triple relación que tenía ganas de probar. Mi amor por usted sigue más vivo que nunca y si usted se acostara en esta cama, a mi lado, me encontraría muy a gusto y se me derretiría el corazón. Pero no será así y tendré que pasar frío esta noche.

diumenge, 26 de febrer de 2012

Rendirse también es vencer, Matlena Lee


contradicciones por ir contracorriente
desesperación
defender tu posición
a veces te tumban
te hacen dudar
no es fácil explicar
no es fácil entender
para la mayoría de la gente
basta con decir que eso es complicado
que no se puede llevar...
definir?
ponerle nombre?
libre?
liberal?
no hay palabras
demostrarlo con hechos
no dar más explicaciones
vivirlo
aprenderlo
intentarlo
8300km no sirven
un mes no sirve
necesario el contacto de tu tacto
necesario el calor de tu corazón
rendirse también es vencer

Abrázame, Karen Joup


Contenme, abrázame...
no soy mujer que pida que la cuiden, sé hacerlo sola,
pero a veces, en momentos como éste,
es que me pregunto,
dónde estás?

dissabte, 25 de febrer de 2012

Te amo del derecho y del revés, Amanda Mar




Te amo del derecho y del revés
En todas las formas posibles
A lo ancho y a lo largo
Me muero por tus besos
Ojos que miran y te admiran
Anhelo tu deseo
Mi amor
Observo tu rastro
Realmente esto es grave


divendres, 24 de febrer de 2012

Es más sencillo, Sol Girón

cortar un hueso de aguacate
es más sencillo que permanecer en silencio,
coser una pesada tela de cuatro metros
es más fácil que resistirse a tus trampas bandidas,
ir con la bicicleta cargada hasta perder el equilibrio
cuesta menos que caer en tus provocaciones,
pero este juego es un reto y por más pirata que seas
ya empiezas a creerte que consigo lo que me propongo
y aunque esté al límite de la tentación
resistiré tus traviesas pruebas
que quebrantan todas las reglas no dichas
y me asaltan y sorprenden en cada esquina
arrancándome una cálida y pícara sonrisa
que delata que ya has perdido...


dijous, 23 de febrer de 2012

Cinco poemas para Cris, Julio Cortázar


I
Ya mucho más allá del mezzo
«camin di nostra vita»
existe un territorio del amor
un laberinto más mental que mítico
donde es posible ser
lentamente dichoso
sin el hilo de Ariadna delirante
si espumas ni sábanas ni muslos.
Todo se cumple en un reflejo de crepúsculo
tu pelo tu perfume tu saliva.
Y allí del otro lado te poseo
mientras tú juegas con tu amiga
los juegos de la noche.

dimecres, 22 de febrer de 2012

Sobre la pobreza sexual, Willful Desobedience


Una sociedad basada en la concentración de poder y el intercambio económico empobrece cada área de la vida, incluso las más personales. Existe más o menos acuerdo cuando se habla de la liberación de la mujer, la liberación de l@s homosexuales e incluso la liberación sexual dentro del ámbito anarquista. Además es fácil encontrar análisis sobre la dominación masculina, sobre el patriarcado y el hetero-sexismo, pero la realidad del empobrecimiento sexual parece que ha sido ampliamente ignorada, lo concerniente a la expresión sexual se ha limitado a percepciones como monogamia, poligamia, poliamor y otros mecanismos similares de las relaciones amorosas. Según creo esta limitación es en sí misma, una reflexión de nuestro empobrecimiento sexual; nos limita a hablar de los mecanismos de las relaciones de manera que podamos evitar el cuestionarnos sobre la calidad de esas mismas relaciones.

Hay varios factores que influyen en el empobrecimiento sexual que experimentamos en esta sociedad. Si examinamos sus orígenes, las instituciones del matrimonio y la familia y la imposición de unas estructuras sociales patriarcales son importantes, y el papel que han jugado no puede ignorarse. Pero durante las últimas décadas, por lo menos aquí en el llamado Occidente, la fuerza de estas instituciones ha disminuido considerablemente. Sin embargo el empobrecimiento sexual no lo ha hecho. Quizá todo lo contrario. Se ha vuelto más intenso y lo sentimos de una forma más desesperada.

dimarts, 21 de febrer de 2012

¿Será posible amar de manera salvaje, limpia, pura?, Mila Mores



Sólo un día de silencio y ya me sube la fiebre;
aunque la madrugada es mi cómplice,
esto no es Matrix y los cables no teletransportan.
Este juego me gusta, me reta, me alimenta,
pero, claro, prefiero tu aliento y bañarme en tu sudor;
también acepto que me digas con besos lo que con palabras no puedes.
¿Será posible amar de manera salvaje, limpia, pura?
La incertidumbre mantiene el equilibrio constante
y en una maratón hay que saber dosificar las energías;
tengo mucho aire en mis pulmones,
pero no suficiente para gritar en su magnitud lo que te amo.
La duda es el camino y hay cosas que no son negociables:
nadie podrá apartarte de tu camino.

dilluns, 20 de febrer de 2012

La ecuación del amor, Ludo


“Hay que darle la vuelta al cuento que no cesan de contar: no son príncipes azules los que nos pueden salvar, sino el dragón de la cueva que vive en cautividad”.




La educación sentimental de lxs señoritxs, remitida a sus variantes más lúdicas y colorinches (esto es, la literatura infantil clásica), se aparece plagada de dictámenes morales y sentencias que configuran entendimientos amorosos y de mundo que en su mayoría perpetúan y reproducen el modelo de familia nuclear monógama y las relaciones de propiedad entre amantes. No sólo a Caperucita se le prohíbe conocer el bosque (donde merodea el Lobo Feroz, en lo oscurito) y se le traza un camino de virtud ineludible, sino que el apartarse de la “buena senda” representa, en este imaginario sentimental, el extravío en un sinnúmero de calamidades e infortunios que pudieran apartar a Caperucita de la que pareciera ser la meta de las chicas de cuentos: el contraer matrimonio con algún príncipe alucinado.

diumenge, 19 de febrer de 2012

Trencant amb els trencaments, Na Pai



El Blanquet, el meu únic amant profund, “m’ha deixat” i arran d’això m’he motivat a indagar sobre la naturalesa dels distanciaments en les relacions afectivo-sexuals, més coneguts com a ruptures o trencaments amorosos. I res millor per començar que analitzar la meva pròpia experiència que és la que més i millor conec, assumint el risc de ser encertadament titllada de narcisista egocèntrica de merda. Jo i el Blanquet (l’anomeno tendrement així degut a la seva monodieta làctica i el seu rebuig a establir contacte dèrmic amb els raigs solars) estàvem molt dopaminats (enamorats) l’un de l’altre, la nostra relació es basava principalment en la dopamina ja que no compartíem projectes ni visions de la vida i ni tan sols província de residència (sols la dopamina o el treball assalariat et pot empènyer a moure’t grans distàncies per veure algú molt freqüentment). Això ha sigut així fins que el seu nivell de subministrament dopamínic ha caigut sobtadament en picat, mentre que a mi se m’ha mantingut més o menys en nivells estables.

Per això en llenguatge col·loquial diria que “el Blanquet m’ha deixat”. Però no és una expressió especialment aclaridora, ja que dóna a entendre que la relació s’ha acabat —punt i final— i en realitat el que ha passat és que la relació ha evolucionat —punt i a part. A partir d’ara al no estar mútuament dopaminats, possiblement ens seguirem estimant i follant, però suposo que sense tanta eufòria i passió—com qualsevol matrimoni ben avingut— i el que és més significatiu: ens veurem amb molta menys periodicitat.

dissabte, 18 de febrer de 2012

Otros cuerpos y otras ilusiones, Mila Mores



Querría bailar contigo bajo la lluvia
hasta que se me arruguen los dedos de los pies;
querría cumplir a tu lado todas las fantasías sexuales que me quedan
e inventarme otras nuevas.
Me asombras, pero no me das sombra
y en medio del huracán abordaría sin flotadores
el primer velero que me llevara
hasta donde apuntan mis veletas.
Y aunque todas las estrellas alumbran hacia ti,
sé que habrá otros cuerpos y otras ilusiones,
pero como no queremos parches y anhelamos algo nuevo
la mejor manera de reavivar un fuego
es enterrar las brasas bajo tierra.
Recuerda que sólo en silencio se sienten los latidos,
sólo en la distancia bailo en la penumbra.

El poliamor es el encuentro entre el amor sentimental y el amor universal, Yves-Alexandre Thalmann

En Estados Unidos existen diversos grupos y asociaciones de personas poliamorosas, para defender sus derechos y promover su causa. En Europa, el movimiento está empezando a darse a conocer más recientemente y con menos fuerza. Tanto en Europa como en Estados Unidos, se da un mayor número de activistas entre las mujeres.
El amor exclusivo, por definición, no es amor.  Al igual que puedes amar a muchos amigos a la vez, a todos tus hijos o a tus hermanos y hermanas, el amor sentimental puede expresarse en varias personas a la vez.
Según Yves-Alexandre Thalmann, sí, es posible amar a dos o más personas a la vez y no estar loco.
Pregunta: ¿Cuál es el origen del amor? ¿El amor sale de dentro y se proyecta fuera? ¿O se origina fuera, inspirado por alguien, y se experimenta dentro?
Yves-Alexandre Thalmann: El amor es un estado de la mente, del corazón. Crece dentro. Donde se origina, no lo sé. Probablemente dentro también.
Si es un sentimiento que nace y crece dentro, propio y personal, ¿debe proyectarse hacia todo lo que nos rodea? ¿O bien se fija en una sola cosa o persona en exclusividad?
En el amor se da una paradoja. Si te fijas, en toda clase de amor que conocemos (maternal, familiar, de amistad) nunca es exclusivo. Una madre no quiere sólo a un hijo o hija, sino a todos; en la familia, con las amistades. ¿Por qué el amor sentimental debe ser exclusivo, sólo dirigido a una persona? ¿Por qué no inclusivo, y dejar que se desarrollen otros amores, otros deseos y sentimientos, otras relaciones profundas?

El embarazo como el mega estadio sexual de los cuerpos, María Llopis


La práctica ginecológica actual trata a la mujer como un mero recipiente que aloja el feto en gestación. La mujer es infantilizada y se le niega el derecho a vivir su embarazo de forma plena, es decir, se le niega el estadio sexual en el que se encuentra. El embarazo es una fase crucial en la sexualidad femenina, y como tal debe ser tratado. Una amplia mayoría de las mujeres que han estado embarazadas afirman que su deseo sexual durante esta época se potenció hasta niveles que nunca antes habían experimentado.

Existen mujeres que han tenido orgasmos durante el parto y mujeres que se corren mientras dan de mamar. El embarazo, el parto y la crianza son estadios sexuales. Negarlos supone una pérdida de nuestro potencial sexual. La ginecología actual y la sociedad en la que vivimos niega de forma rotunda la sexualidad de la mujer, reduce esta al coito con fin reproductivo, ya que cuando queda embarazada, se considera que su sexualidad ya no es importante ni pertinente.

divendres, 17 de febrer de 2012

Los caballeros las quieren inteligentes, Florence Thomas


Los hombres de hoy prefieren, buscan y tratan de amar a mujeres inteligentes y autónomas.

Está en temporada en el Teatro Nacional Los caballeros las prefieren brutas. Yo no la he visto, pero algunos amigos y amigas me dicen que en la obra de Isabella Santodomingo hay más bien pocas referencias al sugestivo título. Y es una lástima, porque la cuestión no carece de interés, como lo demuestran las importantes ventas del libro que inspiró a este montaje teatral.

Para empezar, es importante reconocer la complejidad inherente al encuentro amoroso: hombres y mujeres compartimos el ejercicio de la conciencia, de la razón y de las emociones, pero las voces de ellos y las voces nuestras no tienen el mismo eco. Nuestras carencias, fantasmas y defectos no son los mismos porque nuestras historias de construcción de identidad son muy distintas, lo que significa que nuestras maneras de otorgarles sentido a nuestras vidas no son comparables.

Pero de ahí a pensar que en medio de esta complejidad del amor los hombres las prefieran brutas hay un largo trecho; en el fondo, pensar que esto es así, no solo es denigrante para nosotras; también lo es para ellos mismos.

dimecres, 15 de febrer de 2012

Nada es más difícil que reconocer la libertad del otro, Octavio Paz


Nada es más difícil que reconocer la libertad del otro, sobre todo cuando el otro es una persona que se ama y se desea, por eso amar es el riesgo de querer al otro en su libertad, esperando sólo la fidelidad qué él se debe a sí mismo.

dimarts, 14 de febrer de 2012

Al amor hay que dejarlo libre y en paz, H.R.Herzen



La importancia y el placer de romper esquemas tiene mayor relevancia si lo aplicamos a la columna vertebral de toda sociedad: las relaciones humanas. Juega con ellos, incluso con aquellos esquemas que tú misma creaste y que consideraste inamovibles por mucho tiempo; cuando los derrumbes te sentirás más liviana. Quien sale ganando es el amor, ese amor sin ropa ni disfraces ni gafas ni ungüentos. Sí, hablamos de ese amor, pobre amor, al cual en toda su historia siempre lo han querido definir, adjetivar, encasillar y etiquetar. El poder se lo ha querido apropiar para reglamentarlo y otras corrientes supuestamente liberadoras también lo han maltratado queriendo regular hasta la última coma. No dejes que nadie te obligue nunca a callar.

Al amor hay que dejarlo libre y en paz y que cada quien lo viva como le plazca sin hacer daño a nadie ni dejarse robar su autonomía. De esa manera se mostrará tal y como es en su esencia y las represiones ya no lo limitarán; su vuelo será algo mágico que te hechizará sin remedio, sus virtudes serán sueños maravillosos y sus defectos, retos por descifrar.

Preferiblemente hay que pactar ciertos acuerdos para cualquier relación pero cuando no se hace tampoco hay que creer que las normas convencionales —las que nos hacen creer que son las de siempre— sirven para todo cruce sexoafectivo entre humanos. Uno de los dilemas capitales suele ser el sexo con otras personas; existe la creencia del miedo a que esas personas con quienes tienes sexo y compartes afectos de manera regular —e incluso techo y cama— te abandonarán y dejarán de quererte porque tienen sexo ocasional o frecuente con otras personas. Las estadísticas nos cuentan que la mayoría de relaciones que se pierden en la angustia del alejamiento forzado inician ese desgarro por razones ajenas al sexo que son de mucho mayor calado como las relacionadas con la afinidad y la falta de proyección de una vida en común. Resumen: casi siempre dejamos de amar a otra persona por razones que no tienen nada que ver con mantener conductas sexuales con otros cuerpos.

Te amo con los cinco sentidos, Amanda Mar


te amo con los cinco sentidos amor

te amo con la nariz que huele el embriagante aroma de tu cuello desnudo y le encanta oler la mezcla de nuestros flujos impregnados en nuestros cuerpos

te amo con mis ojos que contemplan la magnífica belleza de tu ser, te miran y te admiran y al despertar descubren una dulce sonrisa en tu rostro

te amo con mi boca saboreando tu tierna lengua besando mis labios, mordiendo cada rincón de tu espalda deliciosa

te amo con mis orejas que escuchan la calma de tu silencio y oyen la entrañable melodía de tus canciones

te amo con mis manos que adoran el exquisito tacto de tu piel y se deleitan acariciando tu corazón

dilluns, 13 de febrer de 2012

¡¡¡El amor romántico mata!!!, Feministes indignades

 Consideramos y analizamos el amor romántico, no simplemente como esfera de sentimientos, sino como construcción cultural, parte fundamental del sistema de poder entre géneros, relegando a las mujeres a un rol de subordinación, carencia y necesidad.

En este sentido, pensamos que cuestionar los patrones relacionales en la esfera 'intima' y personal, además de hacerlo en ámbitos sociales, laborales, etc., es fundamental para poder de-construir los roles de género hetero-normativos, y construir nuevas identidades de género, autónomas, diversas e igualitarias, así como establecer relaciones sanas, en libertad y con autonomía desde una práctica de la afectividad en horizontalidad y no basada en el poder, la dependencia, el control y la sujeción de una persona hacia otra.

Sexo para la tribuna. Mitos y creencias de la sexualidad masculina, Raquel Díaz Illescas

El tamaño del pene y su rendimiento entre las sábanas sigue preocupando de manera especial al género masculino.

Las mujeres hemos sido para los hombres un sexo por descubrir e incluso entender, especialmente en la sexualidad. En el pensamiento colectivo de los hombres y también de algunas mujeres, está instalada la idea de que ellos son simples, sencillos, especialmente en lo que a su sexualidad se refiere. Evidentemente, esto forma parte del discurso cultural del que hacen uso los hombres cuando quieren entender y comprender la falta de deseo sexual de sus mujeres, pero la realidad es muy distinta.

Los hombres expresan sin ningún problema el alto deseo sexual que tienen a cualquier hora del día, lo bien que rinden en la cama y lo orgullosos que se sienten de su pene y llegado el caso no tienen inconveniente en sacarlo “a pasear”. Sin embargo silencian el sufrimiento que les produce cuando el que ellos creen que debería capitanear el barco, se va a la deriva.

El sexo de los hombres como bien dice Ezequiel López Peralta en una interesante conferencia, está enfocado “a la tribuna” pues se sienten con el deber permanente de mostrar a la sociedad lo machos que son. Esta atribución de la responsabilidad de la satisfacción sexual de su pareja, les lleva a padecer y mantener muchas de las disfunciones sexuales masculinas.

divendres, 10 de febrer de 2012

Mi amor por ti, Roque Dalton


Mi amor por ti es mucho más que amor,
es algo que se amasa día a día,
es proyectar tu sombra junto a mí,
hacer con ellas una sola vida.
Las miradas que ya al conocer
se hablan entre sí en la distancia,
no hacen falta palabras...
qué más da!
si ya interpretamos lo que claman.

Los mil detalles que tienes tú por mí,
mi descaro al advertir en lo que fallas,
el sincerarme cuando hay que decir
lo que sinceramente no se calla.

Mi amor por ti es mucho más que amor.
Mi amor por ti es como una nevada,
un torrente de luz, algo tan bello...
como ponerse el sol o amanecer el alba.

dijous, 9 de febrer de 2012

En el desnudo mar, Lina Zerón



Duermo en la ondulación de tu cuerpo.
Besándote despierto y besándote duermo.
Sueño con el mar desnudo de tu piel.
Desnuda duermo para tenerte en mí desnudo.

Te visto con el calor de mis labios
                       y mi tibia boca te desviste.
Mis ojos brillan como el viento
        que sostiene a los pájaros
que hoy por ti se desgajan.

Con frescura de campo mis labios muerdes,
        a la orilla de un río sofocas mis calores.
Tu fuego cultiva gardenias en mis muslos
       y salvaje te ofrezco mis senos
para en ellos colmes tus delirios.

En tu espada de hierro vivo
y como mariposa de tu hechizo
                                                  palpitante
                                                               al fuego vuelo.

Calor de mi cuerpo develan tus manos,
siento los dedos de tu estruendosa lengua
mi vientre saturado de rocío.

Y entonces te beso.
               Te beso y te digo amor
con el entrecortado respirar de mi pecho.



dimecres, 8 de febrer de 2012

Las siete virtudes del amor libre, Thierry Lodé



Tenemos que hablar del amor, de los triunfos del amor. El amor libre es una exigencia libertaria que se opone pronto a los matrimonios arreglados o al corsé estatista de un contrato que encierra a la mujer como si fuera una propiedad del hombre. Sacudiéndose la tiranía de un patriarcado establecido sobre el dominio de las mujeres, la cuestión del amor libre sigue siendo el proyecto de la libertad de amar. Porque el amor libre es ante todo una crítica de la exclusión.

Evidentemente, algunos pueden creer que el amor libre está perfectamente introducido en las costumbres de una liberación sexual anunciada. Porque así es en las ideas libertarias, y su fuerza original se infiltra por aquí y por allá poco a poco, muchas veces sin premeditación. De la camaradería amorosa y revolucionaria elaborada por Émile Armand a la vida aislada de los solteros, el camino de la igualdad de los sexos no parece sin embargo tan fácil. Aquí reside el combate cotidiano contra las exclusiones.

dimarts, 7 de febrer de 2012

De la amistad como modo de vida, Michel Foucault


[Entrevista con R. de Ceccaty, J. Danet y Jean Le Bitoux, Rev. Gai Pied, N° 25, abril de 1981; versión español y francés]

-Usted tiene 50 años. Es un lector del períodico, éste existe desde hace dos años. Para usted ¿es algo positivo el conjunto de estos discursos?

-Que el períodico exista, es algo positivo e importante. Lo que podría demandarle a vuestro períodico es que leyéndolo yo no tenga que plantearme la cuestión de mi edad. Ahora bien, la lectura me fuerza a plantearmela, y no me sentí contento de la manera en que fui llevado a ello. Muy simplemente no tenía lugar allí.

-Quizas es el problema del tipo de edad de los que colaboran y de los que lo leen, una mayoría de entre veinticinco y treinta y cinco años.

- Seguro. Más está escrito por jóvenes, más concierne a los jóvenes. Pero el problema no consiste en hacer lugar a una clase de edad en lugar de otra, sino saber lo que se puede hacer por relación a la cuasi-identificación de la homosexualidad con el amor entre jóvenes. Otra cosa de la cual desconfiar, es de la tendencia a llevar la cuestión de la homosexualidad hacia el problema: “¿Quién soy yo? ¿Cuál es el secreto de mi deseo?” Quizás valdría más preguntarse: “¿Qué relaciones pueden ser establecidas, inventadas, multiplicadas, moduladas a través de la homosexualidad?” El problema no es descubrir en sí la verdad de su sexo, sino más bien usar de allí en más su sexualidad para arribar a una multiplicidad de relaciones. Y es esto sin duda la verdadera razón por la cual la homosexualidad no es una forma de deseo sino algo deseable. Nosotros tenemos que esforzarnos en devenir homosexuales y no obstinarnos en reconocer que lo somos. Los desarrollos de la homosexualidad van hacia el problema de la amistad.

Las relaciones sexuales y la lucha de clases, Alexandra Kollontai


Entre los muchos problemas que demandan la consideración y atención de la humanidad contemporánea, los problemas sexuales son, indudablemente, algunos de los más cruciales. No existe un país o una nación, aparte de las legendarias «islas», donde el tema de las relaciones sexuales no se haya convertido en un asunto urgente y candente. La humanidad atraviesa hoy una aguda crisis sexual que es mucho más dañina y poco sana por ser larga. A lo largo de la historia humana, tal vez no se pueda encontrar un tiempo en el cual los problemas del sexo hayan ocupado un lugar tan importante en la vida de la sociedad; en el cual el tema de las relaciones entre los sexos haya sido como una conjura, y atraído la atención de millones de personas complicadas; en el cual los dramas sexuales hayan servido como una fuente de inspiración que nunca termina en todas las manifestaciones de arte.

A medida que la crisis continúa y se hace más seria, las personas van cayendo en una situación cada vez más desesperanzadora y por todos los medios posibles intentan con desesperación resolver la «situación insoluble». Pero con cada nuevo intento, se hace más enredado el confuso nudo de las relaciones personales. Es como si no pudiéramos ver el único hilo que podría llevarnos finalmente al éxito en el control del obstinado enredo. El problema sexual es un círculo vicioso, no importa cuán atemorizadas estén las personas y no importa cuánto se corra de un lado a otro, no es posible salir de este.

Los nuevos movimientos y el déficit de amor, Ángel Luis Lara


Una de las particularidades de los nuevos movimientos que han tomado cuerpo en el último año, de la primavera árabe al 15M español o a Occupy Wall Street, es la emergencia de una voluntad multitudinaria de politización de la existencia marcada por el protagonismo anónimo de las personas comunes. La toma colectiva de plazas y espacios públicos ha constituido para miles de personas su primer acercamiento a la acción política, al mismo tiempo que ha explicitado su decidido incorformismo frente a los patrones tradicionales de la representación política y de las mediaciones, así como su deseo de una organización realmente democrática de la vida social. A finales del siglo XIX, Gabriel Tarde anticipó la noción de público como vector fundamental de las futuras revueltas. Los nuevos movimientos han actualizado la virtualidad de su intuición: los públicos se rebelan a la imposición de su condición de espectadores. El común de los movimientos actuales se funda sobre todo en esa cualidad de la insubordinación: dejar de ser meros objetos del enunciado para devenir los sujetos de la enunciación. We are the 99%.

diumenge, 5 de febrer de 2012

Para amar a la mujer del milenio, Beatrice Borgia


Olvida lo aprendido.
Derriba todos los muros.
Quítate la piel y los miedos
permanece sereno a su lado
el tiempo que duren los latidos.

Recréate en su sonrisa,
emociónate con sus actos
como ella se emociona
con tus contradicciones,
tus travesuras,
tus temores.

Aligera el alma
del asfixiante peso
que no elegiste,
ese que tu género
impone a diario.

Besa con ardor sus penas,
ama sus arrebatos,
siente
suspira
sonríe
con los cinco sentidos.
Dale alas al entusiasmo
mira más allá de lo que ven tus ojos
y permite después que se aleje.

La mujer del milenio
sabe volar sola
y no será tu madre
ni tu esclava.

Respeta sus silencios
tanto como sus palabras
y no intentes protegerle si no te lo pide,
pero hazle saber que te importa.

Pues no se conforma con menos.

divendres, 3 de febrer de 2012

El coito no lo es todo en la vida…, Sylvia de Béjar

¿Cuántas relaciones sexuales se mantienen a lo largo de la vida? ¿Mil, tres mil, más? Saca lápiz y papel: aun sobrepasando los 80 años, teniendo en cuenta la sequía de la infancia, la escasez de posibilidades de la adolescencia y la juventud, y la bajada de frecuencia amatoria de la tercera edad, ¿qué nos queda? Y eso suponiendo, lo que es mucho suponer, que los adultos, enorme saco donde incluyo a quienes disponemos de techo propio y aún no estamos de capa caída, tengamos una intensa vida sexual. ¡Ejem!

Abiertos los ojos, sigamos: ¿Cuántas veces nos relacionamos para procrear? Si en la mayoría de los países tener más de un hijo es un milagro (económico), está claro que las mínimas. Pues bien, pregúntale a cualquiera, mejor aún, al señor o la señora que se comparte contigo -¿como excusa para iniciar una conversación demasiado tiempo postergada?- que te describa sus/vuestras relaciones sexuales y seguro que la respuesta será: unos minutos de juegos preliminares-coito-lastima que termino. Es decir, siempre lo mismo y, en ocasiones, con el agravante de que para ella las relaciones dejan bastante que desear. Por varias razones, es cierto, pero siendo la primordial que el coito no suele facilitar la estimulación del clítoris y muchas aún no se atreven a decir “tócame/sigue tocándome” o a tocarse a si mismas durante la cópula, porque “en las películas nadie lo hace”. ¡Malditas pelis! 

dijous, 2 de febrer de 2012

Hoy especialmente, Amanda Mar


Hoy especialmente
deseo tu abrazo que me da fuerza
deseo tu sonrisa que me da calor
deseo tus palabras que me dan cobijo.

Hoy vagando por las calles mojadas
la lluvia cae y parece que diluye mis miedos
y deja al descubierto los sentimientos
que germinan por los poros de mi piel
y echan raíces en lo más profundo de mi ser.

Hoy especialmente
deseo encontrarte desnudo en mi cama
y fundirme contigo debajo de las mantas
pero estoy en una habitación que no reconozco
y el frío invade cada parte de mi cuerpo
que se atreve a asomarse y descubrirse.

Hoy especialmente
te amo profundamente.

dimecres, 1 de febrer de 2012

Teoría del cuerpo enamorado, Michel Onfray (Fragmento)

PREFACIO (Fragmento): La feliz voluptuosidad de las líbidos

[...]

Hasta que cumplí los diez años tengo el recuerdo de haber errado sin dolor, como espectador de mí mismo, a la búsque­da inconsciente de una cartografía útil a mi desplazamiento en el universo sexuado. El tiempo que separa la inconsciencia es­pesa de los primeros vislumbres de lucidez se compone de his­torias banales, pero identitarias: primeros besos robados y vir­tuales -porque dados a través de un cristal de la escuela primaria-, primeros escarceos del cuerpo y del alma en los campos de tri­go bajo el sol aplastante de agosto, primeros descubrimientos expectantes de la diferencia sexual bajo los auspicios de la mor­fología, primeros sobresaltos directamente registrados bajo el principio de la fisiología experimentada, primeros celos, pri­meras seducciones, primeras sacudidas infligidas a la carne por la brutalidad de una despiadada e incompresible energía.

En los momentos más andróginos o hermafroditas de estos tiempos, el cuerpo se prueba en las posibilidades del espectro que algunos han instalado bajo la rúbrica de las perversiones. Desde las masturbaciones destinadas a vaciar el alma de las an­gustias solitarias a las voluptuosidades del disfraz femenino en el que se gustan la seda y el nailon, el plumón y el cuero, la piel y el perfume, el paño de los vestidos y lo sedoso de las materias, pasando por las homosexualidades de ocasión y de iniciación donde se economiza el riesgo de lo femenino, o por las relaciones sexuales triangulares a las que se prestaban con verdadero placer un compañero de escuela y la hija del pana­dero -que no tenía diez años como nosotros-, el deseo que ig­nora los códigos sociales encuentra las fórmulas de su expan­sión donde quiere, donde puede, lejos de toda moral moralizadora y en el puro gozo de un ejercicio imposible de diferir.