dissabte, 29 de setembre de 2012

La tentación de la inocencia (Frag.), Pascal Bruckner


Amar significa conceder al otro, con nuestro total consentimiento, plenos poderes sobre nosotros, significa volverse dependiente de sus caprichos, ponerse bajo la férula de un déspota tan antojadizo como encantador. Con una palabra, con un mero súbito cambio, el amado puede hacerme tocar el cielo o morder el polvo. Encadenarse a aquel o aquella del cual ya nada se saber a fuerza de adoración significa colocarse en estado de vulnerabilidad, descubrirse desnudo, cautivo, sin defensa. El ser amado no sólo se transforma en un extraño a medida que nuestras relaciones ganan en intimidad; representa sobre todo la posibilidad del éxtasis pero también del hundimiento. Escucharlo, venerarlo, esperarlo significa someterse a un veredicto absoluto: soy admitido o rechazado. De la persona que nos es más querida podemos por lo tanto temer lo peor: su pérdida o su huida significarían mutilación de una parte esencial de uno mismo. El amor nos redime del pecado de existir: cuando fracasa nos aplasta con la gratuidad de esa vida. Lo atroz del sufrimiento amoroso estriba en ser castigado por haber querido colmar al otro con todo el bien posible amándolo; se trata de un castigo no por una falta, sino por una ofrenda rechazada. Y el no que reciben quienes suspenden en el amor no admite apelación; no pueden acusar a nadie más, son devueltos a su propio desamparo.

dijous, 27 de setembre de 2012

Manifiesto, Susana Moo


Somos much@s l@s que soñamos con un mundo mejor, más pacífico, más amable, más ecológico, más justo y más ecuánime. Soñamos, pero titubeamos sobre qué hilos habría que mover para ir mejorando la situación que padece la humanidad.

Yo hace tiempo que vengo barruntando que la solución pasa por un cambio radical en lo sexual. Pues bien, hoy, después de tanto estudio y concienzuda reflexión, he visto la Luz y tengo la llave que nos abrirá las puertas hacia ese cambio que tanto ansiamos y que ya viene siendo urgente. Con el plan que paso a exponer siento que he llegado al cenit de mi misión erotómana. Es mi deber transmitir esta Buena Nueva y arengar a la Revolución a los Pueblos del Mundo. Leed con atención y no me tachéis de lunática, tened presente que la historia está llena de torpes que no consiguieron admitir la clarividencia de los más insignes visionarios.

dimarts, 25 de setembre de 2012

Los genitales y las estrellas, Santiago Alba Rico

Se ha discutido mucho sobre el rasgo específico que define la condición humana: la risa, la razón, la tecnología, el lenguaje. Probablemente todas estas tesis tienen fundamento, como también las que pretenden retener hacia abajo las pretensiones olímpicas de la humanidad o borrar hacia arriba la escala evolutiva de los primates. Pero permítaseme la provocativa y paradójica afirmación de que existe una diferencia neta, presupuesto de todas las demás, donde menos se la buscaría o donde nadie querría en realidad hallarla: lo que distingue al ser humano de los animales -digamos- son los genitales.

Reflexiones de un clítoris, Cristina Hernández


Yo, que solo estoy aquí para dar placer. Yo, que he sido creado para el orgasmo. Yo, que me erecto, que me excito, que soy atractivo y bonito. Yo, que soy el único órgano creado para el disfrute. Yo, que soy extraordinario, que soy único.

Muchas/-os no me conocen, se imaginan que estoy de adorno, que no sirvo, que soy un mero apéndice de mi compañera la vagina. Muchas/-os no me prestan atención, desconocen mi existencia y no saben cómo soy. Formo parte de su anatomía, al igual que la nariz o los dedos del pie, pero no me hacen caso, no me miman ni me cuidan. Muchas/-os no saben ni cómo estoy hecho por dentro.

Los labios me tapan, me ocultan, y yo sobresalgo entre ellos cuando me tocas, cuando reacciono ante las caricias y los estímulos.

Carne y pescado, June Fernández


Un buen día recibí un sms de una amiga, en el que me decía que es bisexual, que ha decidido salir del armario como bisexual, y que se ha dado cuenta de que hay una bifobia de la leche. La llamé, un poco desconcertada. No con la revelación en sí, sino con la necesidad de comunicarla, y además con esa solemnidad. Yo sabía que ella había tenido sexo con mujeres (aunque todas sus parejas habían sido hombres), y me llamó la atención esa necesidad de reafirmarse. Me explicó que había decidido que es importante reivindicar la identidad “bisexual” (entendida como persona que puede sentirse atraída y amar tanto a mujeres como a hombres), dado que es cuestionada tanto por las personas heterosexuales, como por gays y lesbianas.

Estoy de acuerdo en lo de la bifobia. He escuchado muchas veces por parte de heteros que pueden entender que a alguien le guste la gente de su mismo sexo, pero que lo de darle a la carne y el pescado es vicio. (Sí, sí, así lo ha expresado gente veinteañera).  También he asistido a los prejuicios y cuestionamientos de muchas lesbianas. Las mismas que animan a que todas nos definamos como lesbianas políticas y que llaman a salirse del binarismo y la heteronorma, tachan de heterocuriosas a las que empiezan a plantearse intimar con mujeres.

dilluns, 24 de setembre de 2012

Frótame aquí, Anestesia


…pero a mí me gustas tú:
es por eso que te agito la sangre;
la que te circula por el cuerpo
y la que me contiene donde no te recorro
—a ella le corto secretos
que bailo revuelta entre velos
velados higiénicos—:
habitante de mis cavidades
de múltiples marrones,
de pálidas superficies rosadas
y de penetrantes fucsias vulgares;
frótame aquí adonde sientes
abajo tu temperatura,
que es ahí a donde me escondo
al acecho de tus manos.

dijous, 20 de setembre de 2012

Si me sigues besando se va a caer, Batania

.
Ningún sinpapeles será detenido esta noche en Madrid;
cuando la mujer que amo se acerque y me bese en los centros,
las patrullas huirán acosadas por troyas de niños salvajes.

Me besa y siento que cae El Corte Inglés. Me besa
y se apagan las luces de La Caixa. Me besa tan alto
que quiebran las bolsas, y muere el dinero,
y sufre el anciano incoloro de los metales.

dimecres, 19 de setembre de 2012

Oración Libre al Coño Subversivo


La Diosa te salve, Vagina
¡Llena eres de gracia!
El Coño es contigo
Bendita tú eres entre todas nuestras Partes
Y bendito es el fruto de tu sexo, el Clítoris,
Santa vagina, Madre de todxs
ruega por nosotras, liberadas,
Ahora, y en la hora de nuestro orgasmo,
Amén.

republicado de vente pa kamchatka

diumenge, 16 de setembre de 2012

Soy un lugar común, Regina José Galindo

Soy un lugar común
como el eco de las voces
el rostro de la luna.

Tengo dos tetas
          -diminutas-
la nariz oblonga
la estatura del pueblo.

Miope
de lengua vulgar,
nalgas caídas,
piel naranja.

Un cierto sentido, Susana Moo


¡Por fin! piensa Pepe al tiempo que se tumba extenuado en la cama matrimonial. Durísima jornada laboral la de Pepe. Y extensa: 15 horas en oficina y todo el tiempo con esa inquietante sensación de desespero, con la frustrante amargura de presentir que todo se va al carajo ¡tanto esfuerzo tirado por la ventana! Todo culpa de la crisis, la puta crisis.

El ojo de bronce está abierto: una filosofía del sexo anal; Marten Weber


Como todo aquel que alguna vez ha sido hábilmente sodomizado, el sexo anal –al menos para los dotados de próstata- es el mejor invento desde el pan de caja. Los hombres correctos han descubierto recientemente el “masaje de próstata” o “la estimulación de próstata”.

De acuerdo al fabricante de juguetes sexuales entrevistado para este artículo, los dildos con correa han sido el producto más vendido en los últimos cinco años. Para cada chico que tiene los huevos (nunca mejor dicho) de probar, significa ¡toda una experiencia! Es verdaderamente impresionante si se hace bien.

Reconozco que la política y filosofía de la penetración anal femenina son más complicadas, por lo que las voy a dejar a un lado por ahora. Es por el hombre pasivo y la revolución “de abajo hacia arriba” por lo que me voy a ocupar a partir de aquí.

dijous, 13 de setembre de 2012

Mis manos se erizan pensando tu próxima presencia, Mila Mores


Releyéndome en la distancia,
cogería el primer velero
que me llevara hasta tu espalda;
el viento jugará a mi favor,
pues todas las veletas le ayudan,
y las estrellas le guían.
Releyéndote desde mi isla imaginaria
llena de fantasmas
creo que tengo insomnio
cuando no duermo contigo.
Amo la libertad y el placer,
por eso te encuentro en mis sueños;
gracias por ser como eres,
siempre a contracorriente;
gracias por tu calor,
intentaré mantener el fuego prendido.
Tengo la música
para tu emisora favorita;
me gustan los retos
y soy muy paciente,
pero las ganas me pueden
y siembro puerros, apio y coliflores
—y adorno tu balcón—
para que el sol de invierno
alumbre los frutos.
Ya sabes que te seguiré amando
de la manera más bonita que sepa
y que mis manos se erizan
pensando tu próxima presencia.
Me sobran las razones,
los deseos y las sonrisas.

Contrato de Maestras (1923)

Contrato de Maestras - 1923
Esto es un acuerdo entre la señorita ……, maestra, y el Consejo de Educación y de la Escuela……., por el cual la señorita ....... acuerda impartir clases durante el período de ocho meses, a partir del primero de septiembre de 1923. El Consejo de Educación acuerda pagar a la señorita ..... la cantidad de ......... mensuales.
La señorita……………. acuerda:

1) No casarse. Este contrato quedará automáticamente anulado y sin efecto si la maestra se casa.
2) No andar en compañía de hombres.
3) Estar en su casa entre las 8:00 de la tarde y las 6:00 de la mañana, a menos que sea para atender una función escolar.
4) No pasearse por las heladerías del centro de la ciudad.
5) No abandonar la ciudad bajo ningún concepto sin permiso del presidente del Consejo de Delegados.

dimarts, 11 de setembre de 2012

Heterosexualidad obligatoria y existencia lesbiana, Adrienne Rich

 
Artículo de Adrianne Rich, filósofa y poeta estadounidense, publicado por primera vez en 1980 para la revista Signs, en un número dedicado a la sexualidad. En el se analiza la heterosexualidad como institución política en respuesta al heterocentrismo incuestionado de la literatura feminista de esos años. Este concepto de heterosexualidad obligatoria permitirá, en teorizaciones posteriores, el surgimiento de la teoría queer.

Prólogo del texto publicado en DUODA Revista d'Estudis Feministes núm 10-1996
Traducción de María-Milagros Rivera Garretas. De Adrienne Rich, Compulsory Hete-rosexualíty and Lesbian Existence, en Ead., Blood, Bread, and Poetry. Selected Prose 1979-1985. Nueva York y Londres: Norton, 1986,23-75. Escrito Inicialmente en 1978 para el número de «Signs» sobre Sexuality, este articulo fue publicado en esa revista en 1980. En 1982, Antelope Pubtications lo reimprimió como parte de una serie de cuadernos feministas. La introducción fue escrita para ese cuaderno.
 _______________________________________________________

Quiero decir algunas cosas en torno al modo en que fue inicialmente concebido Heterosexualidad obligatoria y al contexto en que vivimos ahora. En parte lo escribí para contrarrestar la cancelación de la existencia lesbiana de tanta bibliografía feminista, cancelación que sentía (y siento) que tiene consecuencias no sólo antilesbianas sino también antifeministas, además de distorsionar también la experiencia de las mujeres heterosexuales. No lo escribí para ahondar divisiones sino para animar a las feministas heterosexuales a analizar la heterosexualidad como institución política que debilita a las mujeres, y a cambiarla. Esperaba también que otras lesbianas percibieran la profundidad y la amplitud de la identificación con mujeres y de la vinculación entre mujeres que han recorrido como un tema continuo, aunque yerto, la experiencia heterosexual, y que esto se convertiría en un impulso cada vez más activo políticamente, no sólo en una ratificación de vivencias personales. Quería que el artículo sugiriera tipos nuevos de crítica, que suscitara preguntas nuevas en las aulas y en las revistas universitarias y que,al menos, esbozara un puente sobre el hueco entre lesbiana y feminista.

La isla (fragmento), Juan Goytisolo


—Celia tiene un amante.
—¿Sí? —dije—. ¿Cómo lo sabes?
—No te tomes la molestia de fingir. Estoy al corriente de todo. Ella y el jovenzuelo se largaron ayer de Churriana y me dejaron plantado. La infeliz no tiene la menor experiencia de la vida y el individuo ese la ha camelado y quiere arrastrar su buen nombre por el arroyo. Pero te juro que no lo conseguirá.
Gregorio iba elevando la voz y los niños se acercaron a curiosear. Con un ademán les indiqué que se alejasen.
—No, no lo conseguirá. Seré imbécil y todo lo que tú quieras, pero lo ocurrido ayer me ha abierto los ojos. A mí nadie me pone el gorro delante de las narices. Y, menos, un tipo de su calaña.
—No te entiendo —dije.

Diario de una ninfómana. (Film)


"Soy una mujer promiscua. Sí, porque pretendo utilizar el sexo como medio para encontrar lo que todo el mundo busca: reconocimiento, placer, autoestima y, en definitiva, amor y cariño. ¿Qué hay de patológico en eso? Si queréis ponerme un nombre, adelante, no me importa, pero sabed que lo que soy en realidad es una nereida, una dríada, una ninfa, sencillamente"

extraído de la película Diario de una ninfómana, dirigida por Christian Molina y basada en la novela autobiográfica de Valérie Tasso

La carnalidad del amor o como no es posible amar sin cuerpo, Erika Irusta



Quiero amarte con la piel. De mi piel a la tuya. Sentirte. Que me sientas. Olerte y que me huelas. 

Se me escapa la vida entre los poros porque dicen que el amor, si es con piel, comprende el sexo y si hay sexo, hay pecado, hay fallo, hay temor. 

Acabo de ver a una niña india en un documental, estaba malita, recostada en su cama. Su piel brillaba con el aceite que su padre le ponía al masajear su precioso cuerpecito. He tenido unas ganas tremendas de acariciarla, olerla, amarla. Ahí he sentido que es esta carnalidad del amor lo que me hace sentir que con lxs niñxs el amor es incondicional. Lo es porque no hay tabúes que emborronen nuestra relación piel con piel. He sentido que así es como me apetece amar y sentirme amada, a través del tacto. Justo el último de los sentidos en emplear en esta sociedad y el primero en establecer las relaciones de amor y confianza gracias a la activación de la oxitocina (la hormona del amor). 

divendres, 7 de setembre de 2012

y tu beso me supo, Anestesia



y tu beso me supo
a piel oculta del sol por vello facial,
a dientes tibios
a lengua
encías
y a labios húmedos de tu sonrisa
conmoviendo mi cuerpo,
me sabe al aire cálido de tu aliento
fluyendo a través de tu respiración,
brisa que arremolina el monte fresco,
a la savia más íntima y profunda de tu boca
a sexo como excusa para compartir a solas,
al beso que sabe
porque celebra la despedida
para el encuentro de más que dos bocas;

Yo también me masturbo, Bibiana Hirukote

Hoy voy a hacer una confesión de la cual me enorgullezco: ¿tú sabes que yo me masturbo, me hago pajas, me toco, me froto y suelo usar bastante saliva? Me lamería más, si me llegara mejor. Y si puedo hacerlo en compañía, a veces me gusta más, aunque la agradable soledad de ese momento ya me excita indescriptiblemente. Uso mis dedos y mis manos, principalmente, pero también aparatos que vibran, objetos que adapto a mis necesidades del momento y almohadas, botellas, pepinos o zanahorias. Confieso que me he masturbado frotándome contra otras personas que dormían pero que consentían mi irrefrenable deseo.
Y es que las verdaderas amigas se echan una mano.

Ya puestas, confieso que no aspiro a mucho en lo personal: simplemente comer cuando tenga hambre, dormir cuando tenga sueño y tener sexo cuando me entren las ganas. A ver, también sueño con ganar un premio literario, pero no me presento a ninguno. Igual que me encantaría ganar la lotería, pero no compro ni en navidad. Sueño con que alguna de mis amantes quiera compartir la siesta conmigo y suspiro por dormir al lado de quien amo; si antes o después disfrutamos con nuestros cuerpos firmo la jubilación anticipada en esas condiciones. Quiero que mi amor se regenere como un tritón que pierde una pata o una estrella de mar que se rompe en pedazos; es decir, que sea infinito hasta la inmortalidad. También creo que pasar todo el día en la cama puede ser una solución a la crisis: no trabajo, no gasto, no como. Y como mi deseo es infinito, deseo reventar el orden heteropatriarcal monogámico: ¡vamos a hacer el amor bajo los puentes y cosquillas hasta morir!, ¡pero todas, en manada, sin prejuicios, sin prisas!

dimarts, 4 de setembre de 2012

Poemas de la Izquierda Erótica, Ana María Rodas

I

Domingo 12 de septiembre, 1937
a las dos de la mañana: nací.
De ahí mis hábitos nocturnos
y el amor a los fines de semana.
Me clasificaron: nena? rosadito.
Boté el rosa hace mucho tiempo
y escogí el color que más me gusta,
que son todos.
Me acompañan tres hijas y dos perros:
lo que me queda de dos matrimonios.
Estudié porque no había remedio
afortunadamente lo he olvidado casi todo.

Tengo hígado, estómago, dos ovarios,
una matriz, corazón y cerebro, más accesorios
Todo funciona en orden, por lo tanto,
río, grito, insulto, lloro y hago el amor.

Y después lo cuento.

II

Estamos hechos de recuerdos

El país de las mujeres (Fragmentos), Gioconda Belli


De no haberse Viviana empeñado, ella habría sucumbido gustosa a las sirenas, primero porque le gustaban y segundo porque dejar la joya verde de país que era la tranquila Nueva Zelandia fue una hazaña para ella. Nueva Zelandia le permitió ser quien era, dejar de fingir que le gustaban los muchachos y no sentirse por eso olorosa a azufre, desviada o torcida, como gustaban llamar las monjas a las niñas como ella que por más que lo intentaban no lograban que el cine o la literatura les hicieran añorar los apuestos mancebos enfrentándose en duelos de espadas por sus dulcineas. Ella era romántica, pero de otra forma. Su romanticismo se nutría de las complicidades únicas y propias de su género, en la sincronía de alma y cuerpo que solo dos personas del mismo sexo, dueñas del mismo aparataje físico y mental, podían compartir. Menos mal que a estas alturas de su vida ser gay ya no era ninguna novedad.

dilluns, 3 de setembre de 2012

sinestesia de amor, Amanda Mar


pensarte me provoca una sinestesia deliciosa
sólo oir tu nombre mi imaginación se desborda
en un solo instante
te veo con el ojo de mi mente
siento la tersura de tu piel con la mano de mi mente
saboreo tu dulzura con el gusto de mi mente
percibo tu singular aroma con el olfato de mi mente
y también escucho con el oído de la mente
el crujido de mis huesos que se estremecen al mirarte

mis sentidos se entrelazan para degustarte mejor
quiero tocarte con los dedos de los pies
no saber donde empiezas ni donde acabo
buscarte durante horas y no encontrarme
confundirme entre tus pelos
anudarme con tus brazos
y liberarme con tus besos

estoy aprendiendo a amarte
a escucharte con los ojos y los oídos
lo que dicen tus hombros y tus piernas
lo que se esconde entre tu silencio
descubrir la inseguridad enmascarada
penetrar la sonrisa lejana
la alegría encubierta
la palabra exagerada
disminuir la distancia en el colchón
y hacer lo que tú quieras



diumenge, 2 de setembre de 2012

Tecnología del éxtasis: Top 10 drogas para tener sexo; pijamasurf



A veces el camino del exceso lleva al palacio de la sabiduría, las sustancias más aptas para entrar por la puerta secreta al palacio. Sabiduría popular y química de vanguardia se combinan para sintetizar la llave.



Desde tiempos inmemoriales el hombre ha buscado el éxtasis como una comunión con el universo que lo rodea. Fundamentalmente existen tres caminos para reconectarse con este sentimiento oceánico de unidad: las prácticas ascéticas, la sexualidad y las drogas (generalmente en un contexto sagrado). Algunas veces estos caminos confluyen y aunque idealmente lo mejor sería la confluencia del ascetismo seguido del sexo, generalmente, en la búsqueda impaciente de la otredad, se opta por combinar las drogas con el sexo. El máximo activista de los psicodélicos, Terence Mckenna, decía que irse a la tumba sin haber tenido una experiencia psicodélica era como morirse sin jamás haber tenido sexo o, en otras palabras, sin haberse dado cuenta de lo que en verdad se trata este juego. Bajo este tenor surge inevitablemente el dilema de por qué no hacer las dos al mismo tiempo.