dimecres, 1 d’abril de 2009

Consuelo Martín, La libertad y el amor




TODO objeto de amor es en verdad una inerpretación de nuestro pensamiento. Si me dirijo a las personas como objetos de mi amor, las está creando mi mente. ¿y cómo lo hace? Lo hace a través de mis NECESIDADES. De lo que admiro, porque lo necesito, de lo que tengo y quiero continuar, de lo que me falta para completarme, de lo que temo y busco protección. Se trata de objetos de conquista, de poder, de consuelo, de protección, según los momentos. Siempre proyectaré el objeto que pienso me falta

Sin embargo, EL AMOR NO TIENE OBJETO. La libertad es ESENCIAL siempre. Si por error en el amor, atentamos contra la libertad de la otra y la nuestra, terminamos en el desamor. Cuando coarto la libertad de la otra impido también la propia. Si no dejo que otra sea libre, yo misma no lo soy, porque he de estar pendiente de qué hace, qué piensa, dónde mira, quién le puede separar de mí.

Por este motivo la libertad de la que ama y la del objeto amado, se pierden a la vez. Y si las dos, como suele suceder, están en el mismo caso, mutuamente deterioran su libertad.

Porque el amor, en efecto, está MAS ALLA DEL TIEMPO. Es nuestra manera de ver las cosas lo que acaba con aquel sentimiento de unicidad, LO UNICO REAL. El amor no es causa de nada, florece natural en la libertad. La libertad se consquista en nuestro INTERIOR. EN libertad sentiremos esa serena indiferencia por los acontecimientos de la existencia que nos permitirá vivir amando. Podemos hallar la paz que está más allá de las relaciones entre personas y más allá de lo sucedido en la temporalidad.

El amor siempre está ahí, y sobre ese transfondo de paz y belleza en el que habita, construios realidades imaginarias con el pensamiento. Porque no puede coexisir el pensamiento inventado y la realidad del amor. En el pensamiento soñamos y buscamos amor, pero el amor no está en ese sueño y aunque lo persigamos, no lo podemos hallar. Permanece siempre fura de lo soñado porque el amor es lo real.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

¿Qué te ha parecido este texto? ¿Algún comentario?