dimecres, 7 de setembre de 2016

El consumo de la utopía romántica. El amor y las contradicciones culturales del capitalismo; Eva Illouz

El consumo de la utopía romántica. El amor y las contradicciones culturales del capitalismo

Enlace para descargar el PDF



Primera edición, 2009
www.katzeditores.com

Título de la edición original: Consuming the romantic utopia. Love and the cultural contradictions of capitalism

dimecres, 24 d’agost de 2016

¿Cómo hacer del amor una práctica revolucionaria?, Josefin Hedlund

El amor puede ser una fuerza revolucionaria para cambiar las normas, promover prácticas feministas y rechazar el capitalismo.

10178265274_0fd566877c_h (2)
La historia de amor monogámica y romántica es la más fatigosa antinomia de amor.
Esta historia te dice que el amor verdadero está fuera de tu control y que llega cuando menos lo esperas. Es el amor a primera vista. Eres, de repente, golpeado por una fantástica fuerza que susurra: “¡esto es genial!”
Pero la magia no es lo único que permitirá que esta unión permanezca: también tienes que trabajarla. Necesitas hacer compromisos, como renunciar a deseos egoístas y sexuales. Solo entonces el amor puede madurar a través de las etapas progresivas de compartir una casa, casarse y, finalmente, la perfecta fusión de dos individuos: un hijo.
Este mito todavía tiene fuerza en las actuales sociedades neoliberales de occidente. Su principal mensaje es que el amor es mágico y apolítico.
Sin embargo, viendo las cosas de cerca, es obvio que este tipo de amor actualmente sirve para mantener las estructuras hetero y cisnormativas, patriarcales, capitalistas y jerárquicas de la sociedad.
Pero el amor puede ser una fuerza revolucionaria para cambiar las normas, promover prácticas feministas y rechazar el capitalismo.

divendres, 15 de juliol de 2016

Triálogo: agamia, monogamia y poliamor, Israel Sánchez



cs-l1

Tengo poco que hacer, y aún así lo dejo todo pendiente, porque he descubierto el placer de regodearme en las estupideces que no cometo. Apenas se me ofrece cosa alguna que me lleve a alguna parte, y menos aún las obligaciones, las cuales me dejan, más que todo lo demás, bien quieto en mi sitio.
Así, me dedico más bien a dejar que hagan otros, en la convicción de que, de no ocuparme yo de esta tarea, quedaría por todos olvidada. He de decir que me muestro en mi oficio tan ineficaz como cualquiera, pues si inacabable es el trasiego que observo en torno mío, no menos prolongado es mi reposo, que además entiendo siempre inconcluso y pendiente de ser retomado a la menor oportunidad.
Y de entre las cosas que presencio, soy especialmente aficionado a las conversaciones, pues tienen en común con mi labor que, acabada ésta, no queda de ella huella que diga “aquí se coció un guisante”.
No hace mucho, dejando morir la tarde en y con un café, tuve la suerte de que tomaran asiento casi a mi lado tres individuos a las que pude catalogar como un hombre monógamo, una mujer poliamorosa, y alguien que comulgaba con los principios de la agamia y que, a mi escasa pericia, no me pareció que se visibilizara como perteneciente a género alguno, conocido, inventado, o pendiente de invención. Consideré valioso el logro de éste último, y sólo me preocupó que dejarse el género por el camino le hubiera conllevado algún esfuerzo.

Las nuevas formas del amor, Pablo E. Chacon

Los cambios en la familia y la sociedad acompañan la transformación del sentimiento amoroso, dice Eva Illouz, la autora de “Por qué duele el amor”, poco antes de llegar a Buenos Aires.



Eva Illouz estudió en París y en Jerusalén donde es profesora del departamento de antropología y sociología; también  ha sido profesora visitante de la Ecole des Hautes Etudes en Sciences Sociales y de la Universidad de Princeton. Sus áreas de investigación comprenden la historia de la cultura emocional, el significado moral de la modernidad tardía y el impacto del capitalismo sobre la subjetividad. En los próximos días llega a la Argentina para presentar su nuevo libro, Por qué duele el amor (Katz Editores, en coedición con Capital Intelectual), y para dictar una conferencia, el miércoles 24, en la Fundación OSDE: “Una nueva cultura de las emociones. ¿A qué llamamos amor hoy?”. Esta es la entrevista exclusiva que mantuvo con Ñ desde Jerusalén.

dilluns, 27 de juny de 2016

¿Qué está pasando polis?, Laura Giberga

Traducción del artículo original: http://amorsplurals.cat/2016/04/15/que-esta-passant-polys/

¿Teniendo en cuenta la peculiaridad del ser humano, somos conscientes que cuando nos cruzamos con alguna persona que nos gusta, hay mas probabilidades de que sea un ESPEJISMO que no un AMOR ETERNO?

¿No creéis entonces, que tenemos que poner especial interés y cuidado en cómo resolver los ESPEJISMOS para no extinguirnos como colectivo? ¿Sabemos que es ético y, hasta todo un deber, compartir nuestros cambios emocionales con las personas involucradas, tan pronto como somos conscientes?

Como seres humanos tenemos el deber de relacionarnos con humanidad. Las personas somos valiosas y tenemos todo el derecho del mundo a brillar, pero también a tener necesidades. Solo uno mismo puede saberlo. Entonces, comuniquémonos y conozcámonos mejor. Revisémonos a menudo, con curiosidad. Aceptemos nuestras diferencias mediante pactos o incluso con rupturas, pero amorosas. Postergar o ignorar el dolor, solo hará que el dolor sea más grande.

Morir de poliamor: así duele la última revolución sexual


Si estás soltero, fracasas. Si tienes pareja, te estás perdiendo algo. Cupido no es ningún ángel, más bien el francotirador de un mensaje indestructible: busca a tu príncipe o a tu princesa con desespero y cuando lo encuentres, ni se te ocurra soltarlo. 

¿Es que no hay otra forma de amar? ¿Es necesario sufrir con y sin pareja? ¿Por qué somos adictos a esta condena? Como respuesta a estas cuestiones, surge el poliamor: el arte de destruir la monogamia manteniendo varias relaciones afectivas y sexuales sin mentiras de por medio. Lo que viene siendo el paraíso de los afectos. 

Después de los primeros ensayos, podemos confirmarlo: no es tan fácil. En muchos casos el poliamor se convierte en polidrama, en un valle de lágrimas que plantea múltiples preguntas. Hablamos con dos exploradoras del poliamor y buscamos respuestas en algunos blogs de referencia para conocer las fases, decepciones y lecciones de una vida libre de medias naranjas. 

dilluns, 2 de maig de 2016

de multi-amores y poli-conflictos, Yaiza


multi: muchos, poli: diversos
Ilustración de Laura Olivas
Ilustración de Laura Olivas

Me di cuenta de que a la hora de establecer relaciones íntimas y ‘de pareja’, me oprimía tanto la categoría de monogamia como la de poliamor. Sentí que ninguna de ellas tenía sentido si únicamente quería sentirme amando en libertad. Y vi que la libertad era serme fiel a mí misma y a mi propia esencia; amar desde un sentimiento de calma y confianza.

Así, no se trata de marcos discursivos sino de personas y la singularidad de los vínculos que generamos entre nosotrxs. Y esto me sitúa en un tránsito relacional entre dos polos aparentemente opuestos. Amar desde un no lugar, sin referencias, sin proyecciones pre establecidas y sin manual de instrucciones.
Estoy en un proceso de aceptación difícil. Huí de la imagen de mujer sumisa y dependiente que proyectaba a través del estereotipo monogámico de las relaciones y elaboré un disfraz de ‘mujer desprecia hombres’ y de ‘yo sola puedo’ que me ha causado mucho dolor; y consecuentemente yo lo he causado a los hombres con los que he compartido íntimamente. He sentido en mi propio cuerpo la batalla de la militante feminista versus la princesa Disney, y no he sabido qué hacer. Y sigo aún investigando, con ciertas dificultades, qué es esto del amor sencillamente libre.

Nina de miraguano, Orchestra Fireluchehace amb Pau Riba

'Nina de miraguano' amb Pau Riba de Orchestra Fireluche

La Maria s'adorm
i a fora el vent la bressola
"Rum, rum", entre les branques
una remor com de mar

La Maria s'adorm
i desitjos i encanteris amagats
a la panxa d'una nina
li bressolen la son

Que el llit es converteixi en un mar esbarriat
i els llençols en veles de paper d'arròs
i se t'endugui un aeri oceà de peixos alats
i llagostes d'ales d'aigua
i que després,
sentint el vertigen de ser gota d'aigua freda de pluja
caiguis i et facis amiga dels calabotins
i us passeu el que queda de nit xarrant
i mirant les estrelles des de sota l'aigua

divendres, 15 d’abril de 2016

Carta a Josep Bartolí, Frida Kahlo


Bartolí, anoche sentía como si muchas alas me acariciaran toda, como si en las yemas de tus dedos hubiera bocas que me besaran la piel.

Los átomos de mi cuerpo son los tuyos y vibran juntos para querernos.

Quiero vivir y ser fuerte, para amarte con toda la ternura que tú mereces, para entregarte todo lo que de bueno hay en mí y que sientas que no estás solo.

Cerca o lejos, quiero que te sientas acompañado de mí, que vivas intensamente conmigo, pero sin que mi amor te estorbe para nada en tu trabajo ni en tus planes.

dissabte, 12 de març de 2016

La llibertat, David Caño



 La llibertat és un estat permanent
sense fronteres,
és oferir amor clandestí
com una droga
a plena llum del dia,
és no claudicar en l'intent,
és sincerar-te.

La llibertat és conviure
amb el desordre del desig
i no justificar-te,
és blasfemar
i fugir dels visionaris,
és condemnar-te a l'oblit
dels capatassos,
és dignificar mots tals com
Revolució, Insurgència,
Autoorganització.

La sexualidad de personas con diversidad funcional; S. Candela, S. Verneuil


Tras décadas de silencios, se multiplican las iniciativas sobre la sexualidad de personas con diversidad funcional.

S. Candela y S. Verneuil forman parte del espacio de reflexión Tensiones Colectivas
   

De las personas con diversidad funcional se piensa que su cuerpo no puede producir placer, que si tienen sexo, tendrán hijos y, por tanto, podrán transmitir de generación en generación la discapacidad. Se piensa que su sexualidad es más intensa, menos ajustada, más expuesta a peligros, más descontrolada. Para Soledad A. Ripolles, coordinadora de la Oficina de Vida Independiente de Madrid, las peores situaciones a las que se enfrentan las personas con discapacidad son la falta de respeto a su autonomía moral, no darles la oportunidad de desarrollar su sexualidad, ignorándola por completo; ridiculizarlos si expresan deseos amorosos o sexuales, someterlos a “juegos” de excitación, abusar de su cuerpo como consecuencia de la reclusión en la que viven y, como el conjunto de la población, no tener acceso a una educación sexual liberadora.

dimarts, 8 de març de 2016

Coño Potens en descarga libre y gratuita

NOTA A LA EDICIÓN DIGITAL de Coño Potens/Pucha Potens
La motivación principal que me llevó a escribir este libro fue la necesidad de difundir la información que durante años fui recabando sobre el tema de la eyaculación de los coños. Porque realmente sí es algo necesario. El silencio no se combate con más silencio o privatizando los saberes como si de armas de destrucción masiva se tratasen (aunque algunos, como estos que van a leer en las páginas que siguen, se comporten como tales). Aventar este libro completo a la red de forma libre y gratuita es parte de esa estrategia de difusión que considero tan importante.

Hoy, ocho de marzo de 2016 se cumple un año exacto desde que el libro salió del cálido horno de la editorial Txalaparta. Por eso quiero que también hoy, en un día que significa tantas cosas para la lucha feminista, mi lucha, el texto sea accesible a todas las personas que quieran leerlo.

dissabte, 30 de gener de 2016

12F: Avui no parlarem de poliamor


Amb motiu del dia mundial de l'amor patriarcal (14feb), a l'Ateneu Popular d'Esplugues tindrà lloc una conversa al voltant (o no) del llibre 'del amor al amor. derivas sobre amor, sexo y libertad en las relaciones humanas' amb el títol AVUI NO PARLAREM DE POLIAMOR.

Apoyo al Coño Insumiso de Sevilla



MANIFIESTO

El 26 de noviembre de 2015 tres compañeras de Sevilla fueron imputadas por su participación el 1º de mayo de 2014 en la manifestación del “Coño Insumiso”.

La denuncia fue presentada por la Asociación de Abogados Cristianos, con sede en Valladolid, quienes ya había presentado denuncias contra acciones similares llevadas a cabo en otras provincias. Sevilla ha sido la única ciudad donde su denuncia fue admitida a trámite.

dilluns, 25 de gener de 2016

Alto y claro, Yo Follé Contigo

Hola, no hay nada malo, ni sucio, ni vergonzoso, ni pecaminoso, ni del mal gusto en el sexo, ni en nuestro cuerpo. NO-LO-HAY.  En ninguna práctica sexual, ni en ningún cuerpo. NUNCA. JAMÁS.
Follar es BIEN.
Follar por follar es BIEN si es lo que quieres, está guay follar con amor pero no es necesario, ni malo.
Follar con quien te atrae pero no quieres y ni recuerdas su nombre y ni lo quieres recordar es BIEN.
Follar a misionero, a cuatro patas, sentada, de pie, haciendo el pino,  es BiEN. No hay forma correcta, hay forma que te gusta más que otra y no tiene por qué ser siempre la misma o sí.
Chupar pollas es BIEN. Si somos lo que comemos yo sería la polla. Y así.

divendres, 22 de gener de 2016

La poliamorosa realidad, María Unanue

Recuerdo que un día mi padre me llamó “golfa”. Yo debía tener dieciséis años y me dio durante una racha por tontear con obreros. Ahora, fíjate tú, me leo un libro y resulta que ya no soy una guarra, sino que soy poliamorosa. Ética sí, pero insana.
Ilustración de Núria Frago
Ilustración de Núria Frago

Hoy quiero verborrear sobre poliamor. Y empezaré citando a Alicia Murillo con su “Yo siempre he sido una tía muy moderna, ¡uh! ¡¡Qué moderna!!”. Poniendo esa voz de señora que se toma un martini y acaba piripi. ¿Sabéis cuál? Pues esa. Como soy bollera conversa y conversadora, tengo el pelo largo, poco sexo, muy genitalizado, denominado vainilla por Miss Camisetas Rotas Mojadas que me miran por encima del hombro, y básicamente quitando que soy gorda, mi estética es más o menos “normal”, quizás puedo parecer una aburrida de mierda total. Me hago cargo. De hecho estáis en lo cierto. Pero en estas líneas quiero dejar constancia escrita de que, por muy antigua que parezca yo, lo del poliamor lo practicaba desde que tengo uso de razón. Siempre tuve mi novio de la ikastola, mi novio de veraneo, mi novio de solfeo, mi novio del portal…en fin. Ya tú sabes. Que me pasaba por la piedra infantil-adolescente imaginaria a todo kiski si me hacía un mínimo de caso y me atraía por algún motivo. ¡¡Quienfuera!!

Coito ergo sum, Ciro Morales

Ningú millor que les dones saben que el Poder -aquest mecanisme funest de permisos i prohibicions- també gestiona cossos, desitjos i plaers. A través d'una de les seves filials, la Moral, ha condemnat cadascuna d'aquestes tres benediccions a ser enteses al llarg de gran part de la història occidental com a sacrilegis dels quals fugir. Així, la vasta mirada de la sexualitat, l'erotisme i l'amatòria ha quedat tancada, mutilada i gairebé abatuda.

El plaer i el desig ens porta a la preciosa idea de l'intercanvi, fins i tot en la mateixa autosexualitat existeix com a tal -a qui no enriqueix unes fantasies? -. Tenint aquesta realitat tanta potència alliberadora i emancipadora en nosaltres, la Cultura ha de regular, ha d'indicar quins plaers són intercanviables i amb qui: és la mateixa essència del Poder, crear Normalitat. Es va imposant una objectivitat construïda socialment i, el que és pitjor, naturalitzada: un aparell que fabrica la institució del "seny" en totes les facetes humanes, cosa que es veu nítidament en el camp del sexe.

dijous, 14 de gener de 2016

El reino de las mujeres. El último matriarcado; Ricardo Coler (Fragmento)

En China existe una sociedad matriarcal, los Mosuo, una comunidad de veinticinco mil habitantes, donde las mujeres están al mando.

(...)

Le pregunto a Rugeshi Ana (fue la elegida para estudiar en Beijing) si en algo se siente diferente de sus compañeras de universidad.

     - Sí, claro. Todas quieren casarse.

Rugeshi Ana no puede entender que quieran ser a la vez independientes y esposas. La horroriza verlas pelearse por un hombre.

Ella sí que es independiente. Cuenta para ello con el respaldo de su familia. Considera que hombres y mujeres pueden cambiar de pareja cuantas veces quieran y en el momento que sea. Celos y chismes son los temas que entretienen a sus amigas pero a ella, más que conseguir una pareja, lo que le importa es encontrar el amor.

     -Amor y pareja son situaciones incompatibles. Para mí, el amor es el único lazo que puede unirme a un hombre. Mi cultura lo permite, sin verme obligada a tener en cuenta otras cosas. No entiendo cómo mis amigas sacrifican eso pensando como piensan. Se casan para tener una familia. Yo creo, por el contrario, que la mejor manera de tener una familia es, justamente, no casarse. 

La familia matriarcal es incompatible con el matrimonio, todos sus integrantes son consanguíneos. Y la sexualidad, esa actividad que puede ser maravillosa pero que también es algo complejo, nunca bien resuelto ni totalmente satisfecho, que es al mismo tiempo fuente de placer y de un alto grado de inestabilidad, nunca funda un hogar. Para practicarla deben ir fuera de sus límites. Esto les da la libertad de enamorarse sin correr el peligro de que, si les va mal, pierdan amor y familia al mismo tiempo. 

divendres, 18 de desembre de 2015

Sobre el amor romántico, el amor libre y alternativas (hetero); A. I . C.

Las dinámicas generadas dentro de las relaciones de amor romántico siguen siendo, por desgracia, nuestro pan de cada día; incluso dentro de relaciones con otros nombres. Esto lo expresa muy bien La Otra en una de sus canciones, en la que dice: “nadie nos dijo que fuese a ser fácil sacarse de dentro los cuentos de un príncipe azul”.

Vivimos en un mundo heteropatriarcal empapado de relaciones de un supuesto amor que, tal y como nos hacen creer, es lo mejor que nos puede pasar; o incluso lo único que hará que nuestra vida tenga sentido. Esas dinámicas relacionales nos atan y nos amordazan cada día, no las dejamos de ver ni siquiera en relaciones supuestamente libres, y eso nos preocupa y lo que es peor, nos duele.

dimarts, 8 de desembre de 2015

Revolució, jo em caso amb tu!; Marc Rude

Perquè estic fart de veure com tothom es baralla. Perquè no m’agrada que la gent vulgui que altra gent sigui seva i competeixi amb lis sevis iguals per conquerir el cos d’altres iguals. Em repugna que, quan parlo amb una dona a partir de certa hora del vespre, sembla que quedi implícit que donar-li conversa sigui una estratègia per endur-me-la al llit. Perquè a ningú li fa il·lusió que amigues i amics, companyes i companys, desapareguin de cop del mapa per retornar després fusionadis en engendres siamesos, aïllacionistes i antisocials, que reorganitzen les individualitats en una espècie d’egoïsmes a duo, que les anul·len i les separen de les demés. Ja no hi vull perdre més temps, en reconstruir psiques devastades pels mals del sacrifici de l’autonomia a l’altar de la dependència obsessiva cap a un altre ésser humà. Probablement heu llegit o senzillament intuïu que tot això és un subproducte del capitalisme, que va popularitzar l’amor romàntic per ordenar el món en parelletes patriarcals que s’evadeixen de la realitat en base al consum d’utopies prefabricades pel mateix sistema, que fa servir la propaganda romàntica per construir un món il·lusori que no coneix classes ni fronteres i que, al cap i a la fi, serveix, més que res, per tancar el marit a la fàbrica i l’esposa a la cuina.

divendres, 13 de novembre de 2015

El amor según Barthes (a propósito de Happy Valentine, de Paul B. Preciado); SrChinaski Nuncalohizo

Dice Paul B. Preciado que el amor es un dron. Lo dice aquí, en estas líneas, y lo dice después del amor. O mejor, después de que éste haya dejado oquedades y grietas horadadas en su ánimo. "Otro corazón roto", leía muy certeramente al pie de esta noticia. Pero yo leo en las palabras de Preciado, más bien el deseo frustrado de no haber podido amar para siempre. De no haber podido amar de ese modo en que nos dijeron, en que nos contaron que era amarse, eso que debía, forzosamente, ser el amor. Leo las palabras de Preciado y pienso en mí a los 8 años renegando de la fe un gélido cinco de enero y, de algún modo, claro, renegando del amor. Pienso en mí odiando a mis padres, odiando la ficción de los camellos y los reyes, cada regalo, la pantomima de las tres copitas de champán, la mascarada del turrón y las pastitas, la crueldad que conlleva saber, llegar finalmente a saber, ese momento, que la esperanza es una farsa y la ilusión una mentira. La decepción, la pérdida de la fe, el descreimiento. Descreer es doloroso, mucho más que no haber creído nunca, mucho más incluso que seguir creyendo, o fingiendo que se cree, bajo la sospecha o la certeza de que no hay nada más allá de la llaga en la que Tomás pudo y quiso hundir el dedo.
Leo este texto de Paul B. Preciado y me parece un texto descorazonadoramente tierno, como si asistiera, mientras lo leo, a una especie de antiepifanía, a un hallazgo desgarrador al que más valiera no haber asistido nunca. Ese momento frente a los juguetes, al pie del árbol y de rodillas sabiendo, contra todo pronóstico, contra todo deseo, que el árbol y los juguetes son mentira, después de todo. Leo este texto de Paul, tan candoroso, y me veo a mí, tan candoroso, y realmente quiero abrazarnos.

A la mierda el amor, la familia, el romanticismo, las cenas con velas… ¡TODO!; Golfxs con principios


https://www.flickr.com/photos/bobbivie/15151561722/

 A veces da impresión que con alguna ideas se produce una bola de nieve ideológica, que se hace un pack inmenso en el que se incluyen tantos conceptos relacionados, que al final no queda nada donde agarrarse. Se acaba arrasando con todo y a veces incluso nos encontramos sin un solo concepto debajo del que tener algo de sombra, porque se han dinamitado todos.

Eso sucedió con el “amor romántico”, sea a partir de la clasificación de esos mitos hecha por Carlos Yela o la versión resumida de Luengo y Rodríguez, sea una de las mil versiones de ese listado que corren por internet o sean las  fundadas críticas de Brigitte Vasallo. Tiene mucho sentido reflexionar sobre qué consecuencias reales y dolorosas puede tener en nuestra vida asumir los mitos del “amor romántico” como referentes de nuestras relaciones sin ser conscientes de su existencia.Pero tanto acaba llamando la atención el concepto del “amor romántico” que se le acaba considerando “el enemigo”, equivocando la diana, que estaba enfocada a LOS MITOS, no el amor romántico. De todos modos, ese “amor romántico” en realidad es otra manera del llamar al “amor fusión”, o como lo esquematizan Luengo y Rodriguez, el amor que se resumiría en 1+1= 1.

dimecres, 28 d’octubre de 2015

No eres tú, es la estructura: desmontando la poliamoría feminista, Coral Herrera Gómez

A nivel teórico y discursivo estamos haciendo grandes rupturas sobre el modelo de amor romántico monógamo y lo tenemos muy claro; a nivel emocional, son muchos siglos de patriarcado los que tenemos encima. El poliamor también genera mitos, finales felices, procesos enriquecedores, experiencias fascinantes, decepciones y frustraciones variadas.

Collage: Señora Milton
Señora Milton

La poliamoría feminista es una nueva utopía colectiva para las que soñamos con un mundo igualitario, feminista y diverso. En este mundo ideal, las mujeres no estaríamos divididas en dos grupos: las buenas (fieles y sumisas sin deseo sexual), y las malas (ninfómanas, promiscuas y libres). Todas tendríamos derecho a tener las relaciones que quisiéramos sin sentirnos culpables, sin rendir cuentas a nadie, sin que se desate el escándalo social, sin que nos insulten, nos discriminen, nos castiguen o nos maten por ello.
Además, tendríamos mucho más tiempo para amar, para disfrutar de la vida y los afectos, para investigar y construir relaciones diversas, con o sin sexo, con o sin romanticismo. En el mundo poliamoroso feminista ideal no nos avergonzaríamos de nuestros cuerpos, no existiría el pecado ni la culpa, y podríamos disfrutar de nuestra sexualidad y nuestros multiorgasmos sin ningún tipo de traumas ni complejos.

Construiríamos una especie de ética amorosa para evitar las guerras románticas y las luchas de poder, y aprenderíamos a juntarnos y separarnos con cariño. En este código el objetivo general sería cuidar a los demás y cuidarse a una misma, aprender a resolver los conflictos sin violencia, evitar el sufrimiento innecesario, y aprender a disfrutar del amor y de la vida.

divendres, 21 d’agost de 2015

El sexo heterosexual empieza a ser un asco, Utópica Anónima

11160271_10153349906883953_788982598_n

Mis amigas se rieron mucho cuando les conté que después de meses de sequía y algún que otro polvo nada memorable había por fin encontrado a un hombre que me equilibraba los chakras. Claro, era una forma muy simplificada de explicar cosas más complejas, y al leer hace un par de días un texto fundamental de Milagros Rivera, El Cuerpo Indispensable, sentí la necesidad de poner en claro a qué me refería.

El párrafo al que aludo es el siguiente:
Toda la vida me ha acompañado una sorpresa: oír decir, atribuirle a una mujer, que solamente se la amaba por su cuerpo. Como si esto fuera insatisfactorio, como si no significara apenas nada.
Como si el cuerpo fuera poca cosa, cuando es tanto, en sí mismo como sustancia, o como significante para muchos significados, o como vehículo de comunicación, de puesta en relación, de expresión de mensajes. Tiene mucho que decir el cuerpo, y sin embargo el cuerpo de las mujeres ha sido utilizado por el patriarcado para sus fines, y con ello mutilado real o metafóricamente, privado de sentido propio, de placer propio.

En el documental corto “El cuerpo de las mujeres” se alude a este uso que se hace en los medios del cuerpo femenino, un uso patriarcal, falocéntrico y capitalista del cuerpo de la mujer como reproductor de una cultura que marca unos estándares de belleza que nos transforman quirúrgicamente, mutilando nuestro rostro verdadero, el rostro de mujer que expresa su individualidad, convirtiéndolo en máscara sin personalidad. Y los cuerpos, recauchutados tras el bisturí, son cuerpos irreales que solo aluden al supuesto deseo masculino, deseo a su vez mediatizado por la pornografía, una industria al fin y al cabo y que sin embargo, industria y todo, coloniza lo cotidiano a base de moldear el deseo de los hombres alejándolo del sentir interno, en una maniobra aculturizadora basada en claves artificiales, misóginas y violentas.