dijous, 1 de juliol de 2010

Contra la pareja, El manifiesto del vividor


«Mientras que en los tiempos más remotos el hombre divinizaba su sexo, en los tiempos modernos, en estos siglos monacales, los órganos generativos se han llegado a considerar como miembros repugnantes y fueron calificados como instrumentos de pecado. Las religiones y las morales establecieron su  dominio sobre la base de una concepción inferior de la vida sexual que ha repercutido en la existencia entera, haciéndola semejar a la muerte, condenándola a la inmovilidad. El horror a los órganos sexuales, legalizado y codificado, es el eje alrededor del cual gira toda la civilización contemporánea».

«Los hombres de las cavernas no gastaban tantos requisitos para unirse. Para ellos la cuestión sexual no existía, y no se preocupaban por pequeñeces como las nuestras. Preferían vivir íntegramente a enfrascarse en discusiones ociosas en pro o en contra de la virginidad, favorables o adversas a la castidad, a la fidelidad y otras entelequias por el estilo. Sus amores estaban exentos de hipocresía. Desconocían el vicio y la virtud. Eran seres felices».  ETICA-INICIALES.

   

Edición Atemporal  // Número 1

El Manifiesto Del Vividor

PRÁCTICA DEL TRAPICHEO.

Aquí, la gente no suele buscarse la vida en las colas del INEM, sino más bien en las tabernas y  en las plazas. No solamente el gitanillo de la lata, o la gitana con la cabra, la vieja del romero, las putas, aquel winstonero por el carnaval con un semáforo de cartón fallero a cuesta, los aparca-coches, las chicas o los ambulantes del mercadillo…

Aquí, casi todo el mundo pregona sus buenos oficios, sus artes chapuceras y su ciencia del trapicheo a trancas y barrancas, por la calle.

Aquí, práctica más antigua que el esquelético sistema de “protección social”, resulta vital relacionarse para poder sobrevivir. Y en aquel bosque lleno de gritos y existencias entrecruzadas, la falta de dinero se ve aliviada por este mismo sin-cesar, por el perpetuo movimiento de la vida que buscamos.

El trapicheo es la esencia misma de nuestra existencia, del “arte del relacionarse” cual vital estrategia de resistencias a unos cambios impuestos, desarraigados y artificiales.


Si te quieres poner en contacto con nosotr*s, para aconsejarnos, aportar artículos o reseñas, manda tus mensajes a: elmanifiestodelvividor@yahoo.es

SOBRE  LA SEXUALIDAD.

De antemano comentar que este tema es complicado de tratar, y aquí será  muy difícil ponernos con todo el mundillo de acuerdo. Nosotras daremos consejos e intentaremos crear en ti, minar tu conciencia, intentar crear una corriente de pensamiento, provocarte la duda, la admiración y las preguntas con o sin respuesta.

Sexualidad viene de sexo, ósea de una diferencia biológica de órganos genitales, que nos obligan para procrear o regenerarnos, el contacto físico de nuestra especie; por ello siempre se ha creído que la sexualidad solo podría contemplarse entre hombre y mujer, órganos antagonistas; también se ha creído que por sexualidad –(evitando la parte teórica)- solo era  practica de la relación penetrativa, genital y orgasmal de ambos sexos.

Todo ello es falso, y por sexualidad hay que entender la conquista de nuestro goce mediante el autocontrol natural de los instintos más básicos del Mundo animal y de la redirección de nuestra cultura ancestral genital....

El sexo es uno y varios, es univoco e inequívoco, singular y plural; simple o múltiple....  

Es sencillamente, eso: goce, placer, gusto, relajación.... y por tanto practicar el sexo es necesario, vital, para nuestra vida y para el devenir de nuestro ritmo hormonal, para la regulación química y feromónica de nuestro cuerpo....

Por ello, después de tantos siglos de educación, de  moral religiosa, de conducta patriarcal, es difícil que de golpe, de la noche a la mañana, podamos cambiar esto.
Pero aquí está el papel de las vividoras-es sin fronteras, el cambiar esta forma de actuar, pensar, relacionarse….

Los vividores deberán transformar todo, cuestionar el ritmo moral actual, y en el mundo que pretendemos construir, instaurar, otro tipo de sexualidad para mayor goce de otras y otros; será lógico practicar  sexo continuamente y muy a menudo, pero un sexo diferente, sin imposición, sin cuestiones únicas, sin necesidades… inventado constantemente, practicado en el tiempo y en el espacio, para conseguir el máximo disfrute, de nuestras vidas…así obtendremos grandes logros, de lo que queremos que sea nuestra vida: fugaz, divertida, transgresora, desertora, inusual, rompiendo moldes, alocada, y como no, ante todo disfrutada.
Construye tu propia sexualidad, autogestiónala, reinvéntala,…

Toca, palpa, lame, chupa, come, respira, suda, déjate penetrar la conciencia, absorbe, déjate absorber, ríe, juega, corre, y siente…

La sexualidad,  se debe practicar con uno mismo-a, en parejas, tríos, cuartetos, en grupos… Como tú lo desees libremente.

Sin distinción de sexos, sin distinción de edad, ni de color de piel… busca una relación sin prejuicios, ni perjuicios… rompe los esquemas construidos, di No al físico, muerte a la estética, practica una sexualidad mental, atrayente, hormonal…

¡Segrega oxytocina, y cárgate de adrenalina!…práctica lo arriesgado y no te quedes en la parsimonia….
Los vividor*s sin fronteras, queremos, buscamos un sexo sin fronteras, buscamos estar disfrutando la mayor parte de nuestra vida…, ¡¡ total para lo que dura!!...

Exígete en el disfrute, pero no exijas a nadie… comparte, da y no esperes….
Déjate llevar, pero nunca rechaces lo otro, no olvides lo bueno, no al sexo monógamo…
No dejes otras “relaciones” sexuales, por una nueva,.. Practíca la pluralidad…
Desea sin vergüenza, pero sin excepciones.

Nunca des nada por obvio, no olvides a las buenas-os “amantes” o buenos vividores porque surga una nueva relación, una nueva aventura, compagínalo como puedas, dadle un poco de margen, no obvies el postre por un nuevo plato que aparezca.
Sal a la calle, a la biblioteca, o a las zonas de ambiente a relacionarte, nunca a ligar, ligar es atar

Porque nos deseamos, preciso de ti, por que me deseas, puedes precisar de mí.
Pero nunca como algo dependiente….
¡¡Entre nosotr*s somos deliciosamente innecesarios!!

Pretendemos hacerte pensar, y provocar en ti, reacciones inéditas, pero ante todo, este texto debe servirte, servirnos, para la reflexión continua, siempre abiertos al debate.


SOBRE EL AMOR…

El amor, es un concepto algo abstracto, raro y de difícil rebatimiento, ya que todo lo que es abstracto o de dudoso origen, nos dificulta el desarmar su cuestionamiento.

La palabra amor tiene una acepción, diversa, etimológicamente vendría del Latín –( affectio-oris, también del dilectio, que vendrían a significar la concepción que nos aporta la religión,-sea cual sea- de: afecto, inclinación, disposición de ánimo o cuerpo; el femenino de affectio sería amor, ternura, incluso da una acepción de afección-enfermedad, obsesión…)- , pero normalmente a diario, la usamos para designar el acto sexual, “hacer el amor”, pero desde un punto de vista “místico”, “mágico”, “racional”, ósea algo natural y que debería ser cotidiano, como un acto “bello”, que nada tiene que ver con la concepción animalista, o también para no utilizar palabras mal sonantes, que para la iglesia o la “Educación” son Tabúes, como son practicar sexo o Follar, por eso cuando realizamos “el acto”, cuando tenemos sexo, cuando nos relacionamos con nuestros semejantes, en vez de utilizar otros términos, hemos hecho de nuestro vocabulario, un sinónimo particular y reiterativo, cuando utilizamos la palabra o expresión hacer el amor.

Porque aunque el lenguaje es nuestro, podríamos decir que nosotr@s hacemos el lenguaje, lo construimos,…pero quien lo normaliza, son los expertos, y estos están al servicio del Poder, de los estados, lo que conlleva que los términos sean construidos desde un punto de vista autoritario, con previa censura, y principalmente, construidos, ósea creados artificialmente, porque la naturaleza crea, genera, pero no construye…por eso cuando construimos el lenguaje, lo manipulamos, lo hacemos casi estéril y en muchas ocasiones falto de sentido… por lo que el vocablo amor, lejos o cerca de existir o no…si lo pronunciamos, si lo utilizamos es porque su concepción ideológica al menos existirá, pero por ello, no tiene que significar lo que entendemos por él…

Dejemos este término en su círculo “vicioso” y moralista de los círculos religiosos, de los círculos familiares, de los círculos quizás también de amistad, porque no?, aunque los podamos sustituir por cariño, afecto, ternura…etc.…

En lo concerniente a las relaciones humanas entorno al sexo, deberíamos de repudiar este concepto o al menos no utilizarlo, rechazarlo, porque cuando queramos sexo, queremos eso: sexo, y si necesitamos follar pues eso mismo, es lo que necesitamos… “a las cosas por su nombre”… y esto indiscutiblemente no tiene porque no ir aparejado a estima, cariño, caricias… (todo lo expuesto anteriormente)…el sexo es más completo cuanto más acciones, reacciones, juegos, queramos incorporar, cuanto más complejo, más diverso, más atractivo lo haremos… Pero no por eso deja de ser sexo. Porque estamos a favor de la sensualidad, del cariño sincero, de la fraternidad verdadera, de los abrazos, de las miradas ardientes, de los tocamientos físicos, pero no solo de  palabras –(cuidado con estas, suelen estar manipuladas -construidas en su origen)-, de la amistad por encima de todo, de la transformación…de uno mism@, y de todos, pero dejemos el amor para otros ámbitos: la familia, la amistad, ya que son estamentos morales y ambiguos…y este seria otro debate que no cabria en este momento; porque además el concepto amor en su origen etimológico lleva aparejado, la concepción siempre verdadera de enfermedad, de afección, si es verdad, que cuando estamos enfermos, por falta de afecto, cariño, relaciones, es cierto que esta situación nos puede llegar a crea una neurosis, una enfermedad, y aquí si que podemos hablar de amor.

Por ello decimos al final de nuestro debate, con un@ mism@, con tod@s los mienbr@s de la internacional: que si apoyamos o estamos por el cariño, por el deseo, la tesäo, si a los abrazos, si a la risa en compañía, si a los juegos mientras estamos en la cama o en el sofá, si al buen humor y al compartir experiencias, si a la compañía, o compañías, si a los sentimientos sinceros, puros y naturales, sí ante todo a la búsqueda de la verdad, sí a la conquista de la utopía.

¿Seguro que tu piensas que estamos locos?, o al menos te lo planteas… pero no, solo somos utópicos racionales.

-Autogestionamos nuestros sentimientos y nuestro-s estado-s de ánimo-.
Amar es engañar, engañar es amar…

Déjame en paz Amor tirano, déjame en paz.

SEXUALIDAD LIBRE

O sobre la sexualidad plural, que nunca amor, este término habría que dejar de nombrarlo.

Los vividores sin frontera sabemos y queremos distinguir entre sexualidad libre y promiscuidad o desarreglo.

Hasta ahora en casi todos los círculos alternativos, revolucionarios, libertarios, etc.… se hablaba de amor libre; pero nosotros enterramos para siempre el término y a partir de ahora en adelante hablaremos siempre de sexualidad libre. Anteriormente hemos explicado nuestra concepción de la sexualidad, y queda claro que aunque nuestros opositores y nuestros antecesores definían la palabra amor, sinónima de relación sexual, desde la internacional tenemos muy claro que el término amor es abstracto, impreciso y su origen es burgués y cristiano, por lo tanto repudiamos esta palabra, con la consecuencia de que para nuestra internacional en este ámbito no existe y es innombrable a partir de este texto.

Cuando practicamos relación sexual, estamos practicando sencillamente eso: “Sexo”, ósea que estamos relacionándonos con otro u otros miembros de nuestra especie, en un aspecto sexual y de origen natural. Por  tanto,  por “sexualidad libre” entendemos y describimos, como la relación y el intercambio sexual entre miembros de nuestra comunidad de una forma monógama, poliándrica, poligámica, y/o pluralidad simultánea, lo que importa es la mutua satisfacción y como la voluptuosidad y la ternura son aspectos del goce de vivir y deben perseguirse individualmente.

Este tipo de relación libre comprende además mucha variedad que se adaptan a los diversos temperamentos sensuales del ser: constantes, volubles, tiernos, apasionados, sentimentales, voluptuosos, etcétera…

Por lo tanto mientras unas personas buscarán su forma de placer con un tipo de relación (siempre libre) en la variedad de relaciones sexuales, otras lo encontraran siempre en la unidad, lo cual no será obstáculo para que el sensualismo o los sentimientos existan y se armonicen; pero si hay que dejar algo muy claro, que variedad entendiéndose como no monogámica no significa promiscuidad.

La promiscuidad siempre ha sido y será un desequilibrio <(en esto, nuestra internacional coincide con los escritos y textos de los anarco individualistas de los años 20, y de los colectivos naturistas-libertarios), la información de la que disponemos y nuestras propias experiencias nos avalan en esta afirmación categórica>,un desequilibrio con uno mism@ y con una clara ventaja hacia el componente masculino, ya que vivimos en una sociedad machista y patriarcal.

No hay ninguna necesidad fisiológica de mantener relaciones sexuales todos los días, ni con la misma persona, ni con varias, y por supuesto cada día aunque sea con personas distintas… la necesidad es dependencia y eso es negativo y genera esclavos. Otra cosa es que en algún momento de nuestra vida nos apetezca, y lo hagamos, pero sin esgrimir esa Necesidad… Necesidad es dependencia.

Tampoco es necesario desde un punto de vista social, ni biológico, mantener varias relaciones durante un mismo día (24 horas) con distintas personas, o en distintos lugares… esto provoca un desequilibrio emocional y sobre todo psíquico, e incluso desde el punto de vista Natural o biológico no es necesario. Por lo tanto, opinamos, que no afirmamos categóricamente, que la promiscuidad es una desviación, y esta nos crea una necesidad hacia nuestro sexo, que puede llegar a provocarnos un estado de esclavitud enfermizo  y tiránico, además de que este término sea consecuencia o tenga su origen en los desordenes creados por la sociedad Burguesa.

Pero con esto, no somos quien o quienes para perseguir, enjuiciar, castigar a la promiscuidad, lo único que hacemos aquí en este texto es definirla e intentar debatirla. Tu mismo-a, si quieres o pretendes ser promiscuo.

Las relaciones sexuales se mantienen en total libertad, libertad individual, y libertad hacia nuestros deberes con el entorno natural, por el cual nos regimos. Lo natural es lo practicable, lo contrario es ilógico y contraproducente.

Por lo tanto, cabe remarcar, que desde la internacional No apoyamos la promiscuidad, la descubrimos y la obviamos, porque además de que queda claro que nos provocará dolores de cabeza, psicopatías, y diversos desequilibrios, nos hace seres esclav*s de la rutina sexual, olvidándonos de otras actividades sanas para nuestra forma de vida, y otras relaciones de grupo, colectivo, que nos ayudan a crecer y madurar como personas, además de seguir tomando el sol, baños de aire… con lo sanos que son.

NADIE SABE QUE LA HISTORIA CONSPIRA CONTRA EL SEXO, ES HORA DE REVANCHA.

En búsqueda del placer sexual, por encima de los deberes cotidianos, en búsqueda del ser deseado, porque somos deseables…

Podemos concluir que no queremos ser esclavos de nadie, ni de nada, y menos de los sentimientos o de las relaciones sexuales. Por lo tanto la promiscuidad es antinatural, e innecesaria y no contribuye a que podamos ser personas libres; y una vida libre es la máxima dentro de las premisas de la internacional de vividor@s sin frontera.

¡¡ SI A LA SEXUALIDAD LIBRE!!...   NO SOMOS PROMISCUOS…

MUERTE A LA SOCIEDAD BURGUESA, DEMÓCRATA Y CAÓTICA.


BENEFICIOS DEL SEXO.

1. Es un tratamiento de Belleza. Pruebas científicas han demostrado que cuando las mujeres tienen relaciones, producen gran cantidad de Estrógeno, lo que vuelve el pelo brillante y suave.

2. Practicar Sexo suave y relajadamente reduce las posibilidades de sufrir dermatitis, espinillas y acne. El sudor producido limpia los poros y hace brillar la piel.

3. Tener sexo hace que se quemen todas esas calorías que se acumulan de más, por no tener una buena alimentación, debido a los malos hábitos de nutrición y los insaludables estilos de vida.

4. El sexo es uno de los deportes más seguros. Fortalece y tonifica casi todos los músculos del cuerpo. Es más agradable que nadar 20 piscinas, ¡Y no necesitas zapatillas especiales!

5. El sexo es una cura instantánea para la depresión. Libera endorfinas en el flujo sanguíneo, creando un estado de euforia y dejándote con un sentimiento de bienestar.

6. Cuantos más sexo tengas más posibilidades tienes de tener más. Un cuerpo activo sexualmente contiene mayor cantidad de feromonas. ¡Este sutil aroma excita al sexo opuesto!

7. El sexo es  el tranquilizante  más seguro del Mundo, es 10 veces más efectivo que el valium.

8. Besarse todos los días permite alejarse del dentista. Los besos ayudan a la saliva a limpiar los dientes y disminuye la cantidad de ácido que causa el debilitamiento del esmalte.


9. El sexo alivia los dolores de cabeza. Cada vez que tienes una relación se alivia la tensión de las venas del cerebro.

10. Tener o practicar mucho sexo puede despejar la congestión nasal. El sexo es un antihistamínico natural. Ayuda a combatir el asma y las alergias de primavera.

Que tengas unas buenas relaciones sexuales, y que sepas repetir con quién lo tienes que hacer, sé inteligente, con la persona o personas que se lo merezcan…

Ante todo camaradería sexual, amistad, que sean personas que nos tratan bien y no nos quieran atrapar.

SEXO CON LIBERTAD. … PORQUE NO SOMOS EXCLUSIV@S DE NADIE.



CONTRA LA PAREJA.

Contra la Pareja, y ¿por qué?... pues está muy claro -aunque nos cueste reconocerlo-, por sentido común y todo lo expuesto anteriormente, en este manifiesto y en el número anterior: Porque necesitamos, requerimos, libertad.

Y con una premisa, como esta, la de la libertad, no podemos estar atados a nadie, ni a nada.
Porque la pareja son deberes, y “derechos”, porque nos conlleva, dejar de hacer cosas, porque sí, cosas por si solos, cosas  que nos apetece, o también al contrario, porque absorbemos a nuestra pareja cuando ella o él quiere tranquilidad, soledad, libertad… en contraposición de la búsqueda de la libertad máxima, como afirmarían los anarquistas individualistas…

Además, está claro, porque nos crea o creamos dependencia, sí dependencia, dependencia sentimental, física y ante todo psíquica; y como dice un filósofo anarquista brasileño, nos volvemos individuos-as neuróticos, dependientes, miedosos, incompletos,…

Porque la dependencia sentimental llamado “amor”, es algo atrapador y falso, el amor es engaño, y el engaño amor… El amor es un término construido, abstracto, ya que si acaso sufrimos o experimentamos algo, eso es, embobamiento a causa de las feromonas, nos volvemos seres dopados gracias a las endorfinas… ósea, que las endorfinas nos drogan y no nos dejan ver más allá, por lo tanto estamos sujetos a la dependencia, al engaño, a la no realidad, a la falta de sentido común y  a la falta de libertad.

También desde un punto de vista natural, desde la observación biológica de nuestra especie, aunque estemos educados en la urbanidad, y seamos animales urbanitas, no es lógico ni racional, y menos natural, el que seamos seres monógamos, nunca lo fuimos en el pasado, en los orígenes de la evolución, y nunca lo es otra especie animal que pertenezca al Orden Mamíferos, por lo tanto, ni lo somos, ni lo seremos en el futuro… no hay perros, ciervos, jabalíes, conejos, jirafas, elefantes, contrayendo pareja, pareja estable o no… los animales mamíferos no son monógamos y menos, monógamos transitivos, cosa a lo que el ser humano “está acostumbrado” – (o mejor se intenta adaptar)-, y que también desde algunos textos, se nos plantea y se intenta justificar…

Porque somos adult@s, sin completar nuestra fase de niñ@s, somos personas incompletas, con muchos miedos, con vacíos personales, actuamos con incoherencia y es por esto que buscamos una pareja, para completarnos, para asegurarnos estima, cariño, compañía, etc.… Pero desde aquí, desde la internacional de los vividor@s sin frontera, decimos, decidimos que no queremos ser por más tiempos, personas cobardes…decimos basta.

«Solo pude conocerla desnudo, vestido con miedos ella siempre era otra persona»

Por ello desde aquí, desde la internacional de vividoras-es sin fronteras, promulgamos un mundo sin pareja, un mundo libre, un mundo sin neurosis, sin dependencias, sin miedos…  «El miedo a la soledad: El hombre y la mujer introyectados por el poder se definen en esencia por el constante rechazo de si mismos. Este ha logrado transformar sus más bellos deseos en miedo a carecer, en afán de poseer a otr@. Solo el eterno rechazo de un@ mism@, propio de este orden sentimental, impide que conozcamos al otr@, que destruyamos este mundo. El miedo a la soledad es el miedo a la libertad, a ser definitivamente en lo más íntimo por encima de las circunstancias».

Concluyendo sin concluir, abiertos al debate, y a tu propi@ evolución-madurez, decimos afirmando, pero pensamos sin categorizar: Cuando salgamos por ahí, cuando nos movamos, vivamos, recorramos el mundo, el espacio y el tiempo, deberemos relacionarnos, contra toda táctica de ligoteo….porque ligar es atar…

Ligar-nos, es la acción de atarnos a un sitio o una cosa, es amordazarnos, estancarnos, inmovilizarnos, y para el futuro es la no evolución constante, el no cambio.

Muerte a la pareja, insumisión al ligoteo.

Con esto queremos terminar, diciendo que no estamos a favor de una pareja, incondicionalmente, pero tu mism*, piensa, rebate contigo mism*, ¿por qué una pareja?, pudiendo tener relaciones, esporádicas o no, pero nunca relaciones únicas, seria plantear una alternativa a la pareja clásica, a la pareja burguesa.


“Conocí a alguien. Ese alguien me conoció a mí. Pero entre nosotros no nos conocimos”.
Relaciónate como táctica, practica la libertad como máxima en tu vida.

Lee, fotocopia, difunde, distribuye, piratea. pásalo y sabotea los copyright.   Anti(r) / NOS CAGAMOS EN LOS --> (c) /

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

¿Qué te ha parecido este texto? ¿Algún comentario?