diumenge, 13 d’octubre de 2013

designificar el sexo de la posesión (la renuncia al morbo), contra el amor

propuesta erótica. I. DESIGNIFICACIÓN. (xii) designificar el sexo de la posesión (la renuncia al morbo) (5)

            Que el sexo nos guste a priori, casi a pesar de cuál sea la forma en que se realice, es un síntoma de que lo que nos gusta no es el sexo mismo, sino su realización, su cumplimiento, su "anotación".

           El sexo es el placer de los placeres porque nuestra cultura hace que conserve la prohibición adolescente. En aquél tiempo queríamos descubrir el sexo, hacernos partícipes de él, y mucho menos disfrutar con él. Hoy, en nuestras más deseadas experiencias, sigue siendo así.

           Pero ya no tiene sentido.

Positivizando el sexo, Sagar Malé

Desde el libro “Ética Promiscua” de Janet Hardy y Dossie Easton, el grupo “Golfxs con principios” hasta el festival “Xplore”, diversas iniciativas promueven una visión positiva del sexo.

ÉTICA PROMISCUA Y JANET HARDY
Hace un año entrevisté a Janet Hardy para el semanario catalán la Directa, una escritora especializada en educación sexual que, junto con Dossie Easton, han publicado uno de los libros más influyentes entre los grupos que promueven una visión positiva del sexo no convencional: "The Ethical Slut ". Un libro citado por todo tipo de movimientos sociales (en especial los que tratan el poliamor), pero que no estaba traducido al castellano. Janet participaba en el "Festival sobreel Arte de la Lujuria Xplore" que se hizo en Barcelona impartiendo el taller “Zorras, promiscuas y éticas: fundamentos de estilos de vida no tradicionales”, donde cargaba contra la preconcepción binaria de la atracción sexual, según la cual nos atrae el hombre o la mujer.
En esa ocasión Janet habló sobre la traducción del libro al castellano con Miguel Vagalume. Miguel es uno de los activistas que más esfuerzos ha hecho para difundir el texto desde su blog "LaMosca Cojonera" y desde el grupo "Golfxs con Principios" y que siguen la filosofía central de este libro: el sex positive movement ("movimiento por la positivización del sexo"). Ahora el libro se ha publicado por fin con el título de "Ética promiscua" editado por Melusina.

En carmín, Anónimo

Sabor
Intenso

Tierno y
Exquisito

Rozándolo con mi lengua, me
Evado al infinito
Enróscate en mi tuerca
Navega en mi barquito
Cabalga por llanuras de
Asfalto calentito
Reencárnate en esa
Nube de
Algodón
Suavecito

diumenge, 6 d’octubre de 2013

El amor es una gilipollez, Israel Sánchez

Ya no cabe ninguna duda, de modo que es hora de decirlo a espuertas y sin complejos. Este invento no le funciona a nadie. Es una castaña. Un bodrio. Una tartana. No es que tenga fallos. Es que es un despropósito del tal calibre que no hay por dónde ponerlo en pie que no parezca un mal resucitado. Es un desaguisado. Una parida. En definitiva, lo dicho: una gilipollez.
El amor es un desastre completo que no requiere de ningún tipo de crítica. Se ha impuesto la evidencia. Sólo se oyen defensas agónicas, verborreas flipadas que hablan de cosas que no ha visto nadie en su vida, y que todo el mundo sabe que se inventa al repetirlas.

Pro-méteme algo, Anestesia


Prométeme algo,

Recaliéntame.

Obcequémonos.



Marina mis labios con tus dedos y tu lengua;

Elije la vida…  Que yo

Te amo…

Enhébrame con todo tu Amor de hilos

Musculares, deseo sentir el multicolor de una visión de montes

Enmarañados de pubis y de Venus.