dimecres, 27 d’octubre de 2010

VIOLENTA

Soy una guerrera roja

Soy una guerrera con un vestido camaleónico

Una guerrera roja con un vestido de carne que no se puede quitar

Soy una guerrera aprisionada dentro de esta piel de animal humano

Una guerrera de carne llena de nervios agudos hipersensibles

Que erizados se proyectan hacia el cielo

Y así como guerrera, con tierra entre los dedos de los pies

Con tierra entre las orejas, con tierra entre los dientes

Con tierra y sudor entre los pliegues de la entrepierna

Con jugos de olor intenso que escurren hacia abajo

Hago camino hacia el horizonte abierto, hacia lo desconocido

Amoratadas las pantorrillas , cansadas , resecas

De tanto golpetear estorbos y obstáculos invisibles pero concretos

Con las piernas poderosas a cada lado del cuerpo

Sin un camino claro, con una lucha extravagante

Tan viva y con tiempo de sobra para dejar huellas particulares

Arañando la vida con las largas pezuñas

La tierra se transforma con cada uno de mis pasos

Hago camino hacia el horizonte abierto, hacia lo desconocido

Soy una guerrera y por ser guerrera y no guerrero corro mas riesgos

Por andar sin ropa interior caminando en la lejura solitaria

Ya que podría aparecer algún peligro nocturno o diurno dispuesto a violentarme

Miro fríamente a lo lejos, sintiéndome muy sexy mientras sudo

Sonrío.

Definitivamente no hay nada que pueda violentar a una animal de mi categoría.

Paso la lengua por mis labios, boca reseca y hambrienta

Mojo un dedo con saliva espesa para limpiar mi botón de sudor y tierra

Y como una mujer llena de fuerza brutal

Escupo a un lado

Y sigo el camino sin decir algo que pueda comprometerme.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

¿Qué te ha parecido este texto? ¿Algún comentario?