divendres, 15 de novembre de 2013

... por fin a tu lado, Anestesia


Guarecido entre mis párpados consolados respiras,
la retina es tan sólo
una visión de situaciones sugerentes que vivimos a diario. . .
Cómo dejar de declararte este amor,
si toda eres como la vida mía sucediéndome a cada paso;
cruzando vidas buscándonos
encontrándonos en estos cuerpos extraños
no comprender que broten de mi boca bonitos cayenos
cuando le digo a usted te amo.
Me encanta cuando me miras y te sonrío porque
ya no me duele la panza como cuando voy camino a verte;
pensar en tus aromas me dispone de inmediato,
es por eso que solo logro decirte palabras dulces
con la vulgaridad que tiñe mis labios:
Hagámonos un colchón de pajas toda la noche…
Sostengámonos la mirada mientras alguno se corre.
Conseguir masturbarme por fin a tu lado;
Colocarte uno tras otro los anillos de mi orgasmo.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

¿Qué te ha parecido este texto? ¿Algún comentario?