dimarts, 5 de març de 2013

¿Cuándo decidiste que lo tuyo era la monogamia?, Golfxs con principios

2438805295_3d5d46be15_z


Es lo mismo que el momento en que decidiste ser heterosexual: No hubo ese momento. Te dejaste ir, no te planteaste si era lo mejor para ti, si era lo que cumple todos los deseos que tienes sobre una relación afectivo-sexual. Como bien decía una chica que conocí hoy, la monogamia, la heterosexualidad, no son opciones neutras, no son exactamente equivalentes a otras formas de relación, a otras orientaciones sexuales. Para nada. Heterosexualidad y monogamia tienen el privilegio de tener todas las facilidades, de tener el camino hecho, de tener rituales, relatos, ideales, modelos, recursos, expectativas sociales…por eso es tan fácil entrar ahí sin darse cuenta. Y por eso cuando te planteas que eres gay, bollo, trans, queer, bisexual o que la monogamia no es lo tuyo, se te plantea todo un trabajo por delante. Es algo que te tienes que trabajar. Reinventarte tus ritos, ideales, mitos, referentes, principios…

Y por una de esas extrañísimas casualidades que tiene la vida (y que quizá es difícil de creer) me encuentro hoy a dos chicas que me hablan de lo mismo con un par de horas de diferencia: La no-monogamia como una cuestión que va más allá de relaciones abiertas, de follar mucho, de orgía y desenfreno. Las dos ven la no-monogamia como el resultado de haberse replanteado la monogamia, cuestionar todos los mitos que hay a su alrededor y construir el tipo de relación que se quiere tener.

Una es una chica joven que, viniendo de una ciudad pequeña, no lo tiene fácil para encontrar modelos de lo que quiere construir. Y como hay tan pocos materiales en castellano, tampoco resulta fácil ir avanzando. Su propuesta, como digo, es esa: La no-monogamia como una labor política. Se encuentra con otro problema, aparte de la ausencia de modelos y recursos: Cuando no compartes con tus otras relaciones los mismos referentes, los mismos modelos; cuando te pones a hablar y descubres que tu pareja tiene otras fuentes que no coinciden con las tuyas. O que quizá a terminado en la monogamia sin hacer el mismo recorrido que tú. Por eso son importantes los grupos de apoyo. Sea ir a uno o montarlo tú: Te damos unos cuantos consejos.

La otra chica, con un entorno personal mucho más favorable, ha escrito un largo artículo sobre el mismo tema, la no-monogamia como una labor política, para una revista mainstream. Ya haré copipastearé* aquí del artículo cuando se publique. Prefiero no decir nada más para no adelantar nada de su artículo pero… ¡ganas no me faltan!

*(copipego porque me jode cuando los periódicos y revistas cambian algo de seccion y desaparecen los enlaces, y por lo tanto, los contenidos son imposibles de encontrar).
republicado de golfxs con principios

1 comentari:

  1. Por màs que el mundo este formateado para la heterosexualidad, el deseo termina decidiendo.
    Puede ser que la heterosexualidad sea cultural, caso contrario, se acabarìa la especie.

    Alguna duda me surge de los textos.
    Gracias por contribuir a mi formaciòn con ideas nuevas.

    ResponElimina

¿Qué te ha parecido este texto? ¿Algún comentario?