dijous, 20 de desembre de 2012

La represión del deseo materno y la génesis del estado de sumisión inconsciente (Fragmento), Casilda Rodrigáñez y Ana Cachafeiro


...En una carta a Freud, Groddeck decía: "Por más santa que sea la maternidad, ello no impide que el útero grávido excite sus nervios y produzca una sensación de voluptuosidad, voluptuosidad secreta, inconsciente, jamás definida... En verdad, esta sensación, una vez se le ha retirado el nimbo de la sublimación, no es otra cosa que la que se produce generalmente cuando algo se mueve en el vientre de la mujer".

Groddeck abrió una importante brecha al destapar la existencia de las pulsiones sexuales ligadas a la maternidad y desvelar el potencial erótico de la mujer más allá del varón, aunque en su adoctrinamiento freudiano no pudo distanciarse totalmente del falocentrismo.


Pues Groddeck cae también al final del libro en la obsesión de los huecos y protuberancias, asociando la producción del deseo y del placer a una determinada forma anatómica, e identificándose con la teoría de Freud de que el 'hueco' es carencia y castración; así se continúa negando el potencial sexual de la 'concavidad' femenina que, en otros capítulos, el mismo Groddeck desvela. Mientras que unas veces Groddeck habla del enorme potencial de placer sexual del útero, en cambio, otras, habla del vientre de la mujer, al igual que de la vagina, como el 'hueco' dejado por la castración, y del feto como sucedáneo de falo que viene a colmar la carencia...

Ahora bien, llamar al útero 'hueco' y entender el "hueco" como una castración es un simbolismo a todas luces malintencionado, que trata de impedir la producción de los deseos y del placer de tal 'hueco', y de ocultar lo que sería evidente, lo que el 'hueco' nos sugeriría, a saber, nada de carencias ni de castraciones, sino el lugar donde la vida late y anida y donde se acogen los primeros deseos y las primeras ansias de amor de las criaturas humanas, el lugar del gozo por antonomasia.

¿Y qué ocurriría si tratásemos, como propone Gloria Steinem, de reemplazar el concepto de 'penetración' por el de 'envolvimiento', en el que el papel activo, el sujeto del acto fuese el útero o la vagina que envuelve en lugar del falo que penetra? Llegaríamos, quizá, a entender que lo importante de la sexualidad es el deseo que se pone en juego en la fusión amorosa, veríamos la relatividad de las formas anatómicas y que, en ningún caso, puede ser una relación de sujeto a objeto, sino entre dos o más sujetos, porque los objetos no tienen deseos...

2 comentaris:

  1. “Desde que naciste soy mejor amante
    como si hubieras destapado mis conductos”.
    (Andrea Echevarri)

    ResponElimina
  2. http://www.youtube.com/watch?v=rxmgK0Zv7UM

    ResponElimina

¿Qué te ha parecido este texto? ¿Algún comentario?