dimarts, 30 de juliol de 2013

“Cagadas que he hecho en no-monogamia”, Wearetherowboats


618_tv_threesome_2

Zor publicó en su blog hace tiempo un texto de wearetherowboats que encontró en Fetlife. El texto cuenta las cagadas (fuck ups) que ha cometido en su no-monogamia. Me viene bien traducirlo para aprender yo y por si os viene bien también, y para que esté en castellano… Meteduras de pata también tengo muchas, claro, pero siendo defraudar a quienes esperaban que hoy fuese el día que las contase detalladamente. Por ahora no. Mejor vamos con lo que cuenta wearetherowboats. Aquí y allá he añadido negritas que no estaban en el texto original.

Advertencia: Que lo traduzca no es que esté de acuerdo en cada punto de lo que dice…pero el que alguien haya pasado por experiencias como estas es útil para aprender, antes que de alguien que se sabe la teoría pero nunca lo ha puesto en práctica. Espero que os guste y os resulte útil…


“Tengo dos novios. Dos maravillosos, increíbles, novios que son para morirse. He estado saliendo con uno poco más de dos años y medio, mientras que con el otro un año. Hasta ahora he conseguido no cagarla del todo. De alguna manera. Ni puta idea cómo. Probablemente por suerte en su mayor parte. Sea como sea, habiendo conseguido no joderlo todo hasta ahora y siendo realmente muy feliz ha hecho que me encuentre en una situación curiosa: La gente me pregunta mucho por mi opinión. Mi opinión sobre el poliamor, sobre las relaciones abiertas y en general consejos sobre ser un putón. Para quienes lo quieran, aquí está mi guía/FAQ de bolsillo sobre lo que he ido aprendiendo estos años.

ADVERTENCIA: No hay una manera correcta de hacerlo con estas cosas. Joder, incluso las personas con las que me relaciono probablemente no estarían de acuerdo con algunas cosas que diré.

Así que, sin seguir ningún orden coherente:

1. Reglas. A la mierda las reglas. Cuando pones reglas en algo la tendencia natural es a buscar “lagunas legales”, maneras de saltárselas. Terminas incumpliendo la ley al mismo tiempo que la sigues al pie de la letra, lo que es tramposo y nada bueno para la confianza (y, cariño, la confianza es todo lo que importa aquí. Más sobre la confianza más adelante). Lo que necesitas son unos principios básicos de funcionamiento; un código de buenas conductas; buenos hábitos. Eso es lo que necesitas. La mayor parte de esta lista es una especie de boceto de lo que creo que son unos buenos principios de funcionamiento.

De todos modos, hay un par de excepciones a la regla de “nada de reglas”. Principalmente en torno a la salud sexual y sexo seguro. Tienes que pensarte cuáles son tus límites en ese tema.

2. TODO lo que importa es la confianza. El resto de cosas se basa en los cimientos de la confianza. Buenas maneras de cimentar confianza son:

Haz lo que has dicho que vas a hacer. Sé consistente. Nunca, nunca prometas a alguien que harás X si hay alguna posibilidad de que no serás capaz de llevarlo a cabo. Recordad, pequeñxs: Promete de menos, cumple de más. ¿Recuerdas aquella vez que estuviste esperando por el fontanero que dijo que aparecería a las 11am del martes y te pediste el día libre en el trabajo y esperaste todo el día y te llamó a las 4pm para decirte que no podría aparecer y le odiaste tanto tanto que querrías prender fuego a su furgoneta? No seas ese tío, porque la gente recuerda cuando no cumpliste el algo que dijiste que cumplirías, no importa lo poco a menudo que suceda.

Nunca cuentes mentirijillas, nunca maquilles la verdad o te permitas mentiras por omisión. Volverán para morderte el culo muy muy duramente. Incluso las pequeñas e intrascendentes son peligrosas porque son un precedente. DILE A CADA UNA DE TUS RELACIONES LAS COSAS ANTES DE QUE SE VEA FORZADA A PREGUNTAR. JODEEEEEER. LO DIGO GRITANDO PORQUE ESTO ES IMPORTANTE. Si es posible, cuentales las cosas antes de que vayan a suceder. Si te cuentan algo después de que ha pasado, cuando fue algo espontáneo, intenta no perder la cabeza. Esas cosas pasan.

3. Tú quieres a cada una de tus relaciones ¿verdad?. O al menos, te gustan. Voy a suponer que al menos te gustan porque si no ¿por qué estarías teniendo sexo / en una relación romántica si no? Eso sería una estupidez. Puesto que te gustan, voy a suponer que no piensas que son idiotas totales. También voy a suponer que no piensas que son unas soberanas imbéciles, por la misma razón. Si esto es así, ¡sé más tolerante con ellas!. No intentes controlar demasiado su interacción con otras personas. Están contigo, así que deben tener bastante buen gusto, ¿verdad?. Confía en que sabrán manejar sus propias relaciones. Esta es la razón por la que pienso que los derechos a veto son una estupidez. Para empezar, se abusa de ellos demasiado. La excepción a esto es si tienes información privilegiada sobre alguien que le interesa a tu amante, siendo malas noticias de algún tipo. En ese caso debes darle esa información a tu amante. Si quieren follar con alguien a quien tu personalmente detestas, puedes decir “Preferiría que no lo hicieses, ya que desprecio a esa persona por las razones X, Y y Z”. ¿Y sabes? probablemente no lo harán. Porque les gustas lo suficiente como para tener una relación contigo y probablemente no quieren que te pongas triste. ¿Ves? No hay una aplicación práctica real para los vetos. “Porque yo lo digo” (que es lo que al final es un veto) es una razón estúpida para que alguien no quede con alguien. Si es una razón suficiente para dársela a tu amante, probablemente es porque tienen 7 años y tu estás mal de la cabeza.

4. Los seres humanos, como especie, no tenemos telepatía, lamentablemente. Debes creer lo que te dice alguien y no estar intentado pensar lo que crees que va a hacer. Ese camino lleva a la paranoia y termina en locura. Por dios, hablad entre vosotrxs. Y trabajad en escuchar a la otra persona. No discutáis para ganar, sino para negociar. Intentad mantener la calma y ser razonables cuando la otra persona te está diciendo cosas que igual no te apetece mucho escuchar y así se sentirá segura al contártelas. A nadie le gusta sentir que está invocando una tormenta de mierda cada vez que intentan decir cómo se sienten.

5. ¡SÉ AMABLE! Si hay algo que haría a tu amante increíblemente feliz pero a ti te molesta un poco o te viene algo mal, aguántate. Por el contrario si hay algo que te alegraría un poco pero que realmente le sentaría mal tu amante, cállate y deja de darles la lata con que te lleven al parque de atracciones cuando era la escena de la muerte brutal del perro de su infancia Popsy o lo que sea. Pero, ya sabes, la versión para el sexo promiscuo de esa analogía, NO SEAS UN FELPUDO, expresa lo que sientes de la manera más exacta posible.

6. No persigas unicornios (o cascadas). Las relaciones y la atracción sexual son supercomplejas. Es aaaaaaaaaltamente improbable de la hostia que vayáis a encontrar alguien a quien le atraéis igual tu y tu amante. Simplemente haz cosas con gente que te gusta y permite que tu pareja haga lo mismo. Nunca sabes por dónde pueden salir las cosas.

7. Ten cuidado con tu lenguaje. ODIO el poliamor jerárquico. Si etiquetas a una persona como secundaria, estás automáticamente encajándola en ese rol. El lenguaje da forma a nuestra percepción del mundo. Cada relación, sea monógama o poly o sin pareja o promiscua o lo que sea, de hecho empieza como terciaria o como quieras llamarla. Follar se confunde con salir que se confunde con una relación informal que se confunde con una relación estable. Algunas personas lo mantienen informal todo el tiempo y están bien. Alguna gente lo convierte en algo serio. También está bien. Pero si te refieres a alguien como secundaria estás:

a) diciendo a esa persona desde el principio que COMO PERSONA SON MENOS IMPORTANTES QUE OTRA PERSONA. Lo que es horrible, y

b)haciendo complicado que la relación evolucione a su propia manera. Quiero decir ¿subes de nivel de la secundaria a la principal o qué?. ¿Como si reúnes suficientes cupones de relación y BAM fuegos artificiales y certificado del logro? Pfffff.

8. Recuerda, todas las personas involucradas SON PERSONAS. Se merecen respeto, autonomía, consideración y cariño. Tus metamores no son tus rivales. Son alguien que le gusta a alguien que te gusta. No invadas su espacio o en general no trates a tus metamores de ninguna manera en la que no te gustaría que te tratasen. 

9. Pregunta: ¿Oye, wearetherowboats, cómo hago para manejarme en la situación social Y con mi plétora de amantes?
Respuesta: No tengo ni idea. No hay un libro de protocolo para esta mierda. Háblalo con alguien y comprueba si todo el mundo está contento. 

No te preocupes si la cagas de vez en cuando. Sucede. Tengo la completa seguridad de que la he cagado en cada uno de estos puntos. Varias veces. Simplemente intento no hacerlo tan a menudo según voy avanzando. Soy de por sí una cabrona controladora, de todos modos, por lo que debo morderme la lengua tanto que tengo marcas permanentes de los dientes. Pero cuando pienso en los dos hombres maravillosos a los que amo, oh, vale tanto la pena…
Seguiré añadiendo cosas si y cuando piense algo sobre esto.
(…)”

La imagen, de aquí (estaba flickr creative commons en mantenimiento)

republicado de golfxs con principios

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

¿Qué te ha parecido este texto? ¿Algún comentario?