dimarts, 30 de juliol de 2013

Duermes, Anestesia

“En la tierra como en el Cielo:
Guárdame una de sus noches…
O déjame, por lo menos, permanecer al pie de su camita
(que no tardaré en hacerme a su costado)…”, Anestesia

Duermes…
Y me acerco lo suficiente
para que despiertes, y
te digo qué bello dentro y fuera de mí eres…
Cómo se desborda mi canasto de besos,
de tantos que te he guardado,
y cómo caen hacia el cielo
porque están llenos del helio vital del aire que te respiro…

Que te quiero dar todos los que me han quedado. Y mi boca.
Una noche basta para fantasear contigo en vivo
amasando lo que me ocultan tus prendas,
sólo si me garantizas otra más, para besar tus manos y acariciarme con ellas
(Para dormir entre los jardines que brotan de las letras que caen al suelo
cuando Él las borra de sus versos, bastó una noche)...
Y si el incienso que emana al calor de nuestras pieles
permanece presente al final de un nuevo día...
Una noche: ya no lo es más.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

¿Qué te ha parecido este texto? ¿Algún comentario?