dilluns, 15 de juliol de 2013

Frotar lo mío contra tus muslos, Anestesia

…“No podría definir la alegría, el delirio, la fiebre, el invencible sentimiento de ser amada
y amar a quien me ama. No sé encontrar palabras que describan este fuego, este brillo,
este fulgor que me ilumina, esta cegadora luz que me señala. Porque sería inútil tratar
de razonar sobre este deseo incandescente, vivo, implacable, invencible; este deseo
arrasador, que se ha convertido en dueño y señor de mi vida y de mi cuerpo”…,
Anónimo.

Quiero tenerte delante de mí
mirarte desde abajo
colocar mis pies sobre los tuyos,
gigantes perfectos;
besar tu pecho… acariciar tu vientre
Dime qué es lo que tú quieres que pueda…
Nos excitaremos solo de vernos;

perderás el equilibrio cuando mis ojos te señalen las estrellas,
revisaré tus pezones con  mi lengua
y les diré con mi saliva,  mis dientes y mis labios
cuánto te deseo y cómo te amo.
Mirarte desde abajo.
Besar todo tu sexo y sus alrededores
como si fuera la última y la primera vez;
empinarme luego para lamernos el sabor de tu sexo en mi boca,
y frotar lo mío contra tus muslos para que se amurallen nuestras piernas flojas.
Inclínate tú ahora;
haz lo mismo conmigo y
mírame.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

¿Qué te ha parecido este texto? ¿Algún comentario?