dilluns, 29 d’octubre de 2012

Du riechst so gut, Anestesia

El principio al terminar.
Es mejor ser;
y que hable el interior
con la voz intrínseca de su esencia.
La lava en tu volcán me quema hoy:
du riechst so gut
(nadie huele como tú al expirar),
y me hipnotizas como el gato al ratón con su cola
—o no sé si sea la culebra—.
Mi voluntad es solo un bello descontrol,
porque contigo
incluso desnuda en mi cama,
desearía recibirte algo de beber,
besar tus pies y tus manos;
contigo aún vestida, mejor no te explico.
Veo tu peso en el cielo;
una estrella tiñe las nubes
que adornan las paredes y calles de lado a lado
con cada una de tus libras.
Mi risa, conmoción
mi juego, fruición;
un durazno muerdo.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

¿Qué te ha parecido este texto? ¿Algún comentario?