dissabte, 8 d’octubre de 2011

El lado ocuro del corazón. Un film de Eliseo Subiela. (Fragmentos)



“Es muy difícil, el amor. Cómo amar sin poseer. Cómo dejar que te quieran sin que te falte el aire. Amar es un pretexto para adueñarse del otro, para volverlo tu esclavo, para transformar su vida en tu vida, cómo amar sin pedir nada a cambio, sin necesitar nada a cambio”. “Casi siempre el error que cometemos es pensar sólo en lo que nos pasa a nosotros. Nos parece tan importante eso que sentimos, que nada de lo del otro puede ser tan importante como eso que sentimos. Y esa contradicción suele ser trágica. Es el error más común que cometemos todos: querer que el otro sea como queremos que sea y no como es y cuando nos damos cuenta del error a veces es demasiado tarde”.


“Llorar a lágrima viva, llorar a chorros, llorar la digestión, llorar el sueño, llorar ante las puertas y los puertos, llorar de amabilidad y de amarismo. Abrir las canillas, las compuertas del llanto. Empaparnos en lágrimas, la camiseta. Inundar las veredas y los paseos y salvarnos a nado de nuestro llanto. Asistir a los cursos de Antropología llorando, festejar los cumpleaños familiares llorando, atravesar el África llorando. Llorar como un cacuy, como un cocodrilo, si es verdad que los cacuys y los cocodrilos no dejan nunca de llorar. Llorarlo todo, pero llorarlo bien; llorarlo con la nariz, con las rodillas, llorarlo por el ombligo, por la boca. Llorar de amor, de astío, de alegría; llorar de flato, de flacura; improvisando, de memoria; llorar todo el insomnio y todo el día”.

- Después de conocer una mujer etérea, puede brindarnos alguna clase de atractivos una mujer terrestre. ¿Que diferencia hay entre vivir con una vaca o con una mujer que tenga las nalgas a 78 cm del suelo? Ya no me es posible concebir, ni tan siquiera imaginar que pueda hacerse el amor, mas que volando. Te quiero.-Yo también. Pero puedo quererte sin tenerte. Hemos volado juntos. ¿Qué más hace falta?


-Te quiero aclarar de entrada, soy capaz de perdonar muchas cosas. Pero hay una en la que soy irreductible: no le perdono a un hombre, bajo ningún pretexto, que no sepa volar. Si no sabe volar, pierde el tiempo conmigo

Gracias por acompañar mi vuelo!!!

aquí tenéis el enlace para ver la película:
http://el-lado-oscuro-del-corazon.peliculon.tv/

1 comentari:

¿Qué te ha parecido este texto? ¿Algún comentario?