dissabte, 28 d’abril de 2012

Me desarmaste, Anestesia



Puedo simplificar mis temores con una vieja fórmula.
Combate:
mis demonios contra mis demonios.
Miedo:
no me tienes,
yo te tengo,
tu nervio es el mío.
Esquivo a las personas, el contacto físico y visual,
miro al vacío y no a los ojos para no desgastarme;
me gusta la gente y la quiero
a un metro:
insensibilidad más hipersensibilidad igual a sensibilidad.
También soy egoísta,
solo pinto mis labios de arrebol, piel natural
y no me comparto ni me reparto.
Pero tú, ángel,
me desarmaste con un lanzallamas,
porque cuando recuerdo tus alas y velos esparcidos por el suelo;
tu desnudez dormida entre mis brazos,
ya no quiero luchar, perder ni ganar.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

¿Qué te ha parecido este texto? ¿Algún comentario?