dimecres, 15 de febrer de 2012

Nada es más difícil que reconocer la libertad del otro, Octavio Paz


Nada es más difícil que reconocer la libertad del otro, sobre todo cuando el otro es una persona que se ama y se desea, por eso amar es el riesgo de querer al otro en su libertad, esperando sólo la fidelidad qué él se debe a sí mismo.

1 comentari:

  1. No encontré otro lugar donde comentarlo.

    Me gusta el título en cualquiera de su dos versiones:
    Antes muerta que sumisa.
    Antes muerta que su misa.

    Carlos carpar@adinet.com.uy

    ResponElimina

¿Qué te ha parecido este texto? ¿Algún comentario?