dilluns, 14 de maig de 2012

Masturbación y parto, Ángeles Cano


Entre los muchos tabúes que rodean el parto existe uno del que pocos hablan abiertamente. Se trata de los beneficios de la masturbación para prevenir el dolor en el parto, para relajarse y dilatar de manera más fácil. Es un tema fascinante que tiene mucha lógica detrás de un aparente tema algo “escandaloso” o incluso “sacado del contexto”.

Contamos con el siguiente testimonio, de P.:

“Qué tema… la verdad… yo también le doy vueltas a cómo transcurrió mi parto… en mi caso fue más o menos así:

Empieza el parto y las contracciones son suaves, culebrillas. El parto dura unas siete horas. Soy primeriza. A las dos horas se rompe la bolsa. Desde ese momento mi cuerpo empuja… cinco horas. Mi cuerpo empuja… y no hay dolor hasta que la cabeza va a salir.

Esos son los datos… ahora… ¿Por qué fue un parto tan fácil? Puede haber mil respuestas– Puede ser porque yo siempre supe que podía parir. ¿Puede ser porque estuve de baja durante todo el embarazo y sabía que seguiría hasta que mi hijo tuviese 11 meses? – Es decir, que he pasado un embarazo tranquilísimo, sin gota de estrés. ¿Puede ser que como jugadora de rugby, mi cuerpo no sólo esté acostumbrado al esfuerzo físico sino que mi mente está dispuesta a los retos físicos?

Y este siguiente es el último punto que se me ocurre, un punto que como mujer nacida en esta cultura judío-cristiana me da vergüenza decir, pero como mujer que se siente mujer y muy orgullosa de su animalidad comentaré…que durante los cuatro últimas noches antes del parto, a eso de las tres de la mañana me subían unos calores… un deseo sexual se apoderaba de mí. Mi marido, claro, roncando a mi lado…así que me voy al otro cuarto y doy rienda suelta a mi deseo…

La noche del parto, entre las primeras contracciones, me ocurrió lo mismo… y pensé… “Allá voy… seguro que esto ayuda”… y ahora la gran pregunta que me hago…que os hago… ¿creéis que esto puede ser la gran causa de mi maravilloso parto? Es algo a lo que no dejo de darle vueltas y que mi cuerpo me responde que sí… ¿hacen esto las leonas, las gorilas…? ¿Se masturban antes del parto?

En uno de los pocos sitios donde se puede encontrar algo sobre este tema leemos el siguiente texto: “Según los médicos Ann Douglas y John R. Sussman, autores del libro La Guía no oficial para tener un bebé (“Unofficial Guide to Having a Baby”) se calcula que un único orgasmo es veintidós veces más relajante que el tranquilizante promedio. Este factor, unido al hecho que cuando hay excitación sexual la vagina se abre unos 5 cm, hacen que tenga mucho sentido fantasear, masturbarse o hacer el amor durante el trabajo de parto [...]”

La misma autora comenta además en una entrevista televisiva lo siguiente: “En nuestra cultura lo sexual es vergonzoso. Leo mucho sobre el miedo, la vergüenza y la culpa, que se meten en el medio de la mujer. Si te avergüenza tu sexualidad, tu cuerpo responderá a tus pensamientos, prácticamente tu mente puede detener el trabajo de parto.“ — “Aparte, que nuestros genitales están diseñados para expandirse. A nadie se le ocurre verle el pene a un hombre y afirmar: “¡Es imposible que esto se agrande!” En suma, si estás relajada, tu vagina está diseñada para expandirse, al igual que los genitales masculinos. Si estás relajada se ensanchará.”

La masturbación, desde luego, ayuda a relajarse, a abrirse. Sin duda ninguna. Ahí lo dejamos…

publicado en blog el parto es nuestro

1 comentari:

  1. Impresionante... sabía de las muchísimas ventajas terapeúticas y relajantes de la masturbación, pero realmente ésta no la conocía. Bravo por enfrenarte a ello de una manera tan natural! estoy convencido que abrirás mucho la mente a otras.
    Interesante blog! me estoy enganchando ya.

    ResponElimina

¿Qué te ha parecido este texto? ¿Algún comentario?