dimarts, 3 de juliol de 2012

Sobre la caricia, Anna Salvia



En los últimos días he estado trabajando con problemas de erección y eyaculación precoz en hombres mayores. Pasan los años y muchos hombres siguen obsesionados con su pene y su capacidad de penetrar. Así se infravaloran, pensando que son sólo un pene con más o menos aptitudes (grosor, largada, tiempo de penetración sin eyacular o sin perder la erección, número de erecciones por día/semana/mes…). Muchas mujeres nos reímos de su obsesión pero estamos llenitas de prejuicios y a la hora de la verdad (aunque sea porque nos dejamos llevar y no hacemos lo que nos apetece) también acabamos centrando nuestra relación sexual en la penetración.

Pero ¿qué es hacer el amor? ¿Follar? ¿Tener sexo?

Creo que en la respuesta residen las bases de muchas disfunciones sexuales. Si tener sexo  es realizar una o varias penetraciones (la vagina, el ano, la boca, las manos, o lo que sea), las características del objeto que penetra son importantes. Pero, ¿y si pensamos en la posibilidad de que la definición de sexo sea otra? ¿Y si el sexo fuera dar y recibir placer, disfrutar de lo que nos regala el otro?

¿Y si el verbo no fuera penetrar sino acariciar? Acariciar con las manos, las palabras, los labios, la lengua, el pene, el olor, la vagina, el corazón, el alma, o con lo que nos apetezca en ese momento, y recibir ese placer con cualquier parte de nosotros mismos.

Entonces, el pene dejaría de ser el protagonista, convirtiéndose en un accionador más de la caricia. De este modo, podría sacarse de encima la gran responsabilidad, el gran peso que supone ser el protagonista de la película y con esta mochila se desvanecerían muchos de los miedos que llevan a las disfunciones sexuales. Y en el caso de que se tratara de una disfunción con causa orgánica no sería el fin del mundo puesto que la actividad principal sería la caricia, y la penetración con el pene sólo una manera de materializarla.

republicado de nahia

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

¿Qué te ha parecido este texto? ¿Algún comentario?