divendres, 1 de juny de 2012

La heterosexualidad masculina es contra-revolucionaria, Marikarmen Free


Genealogía de la palabra "heterosexual":
"La palabra “heterosexual” tiene una genealogía extraña y contradictoria. Heterosexualidad apareció en 1892, en una revista científica de medicina, con un significado absolutamente distinto al que se tiene en la actualidad. Heterosexualidad significaba originalmente una patología definida como: “la atracción sexual patológica por ambos sexos”. Posteriormente fue empleada para designar “la atracción sexual excesiva y mórbida por el sexo opuesto”. Fue en 1934, cuando a "heterosexualidad" se le dio su significado actual; “atracción sexual por el sexo opuesto".

La heterosexualidad surge en 1934 de la necesidad por parte de un sistema familiar, social, cultural, económico y político extremadamente machista y homófobo, de crear una distinción clara y precisa de los comportamientos a todos los niveles de hombres y mujeres, delimitando y marcando así los roles que tienen que asumir y reproducir cada uno de ellos si quieren estar dentro de lo socialmente aceptado (lo heterosexual y de esta manera se transforma en social por encima de sexual o de genero), es fácil adivinar que la heterosexualidad beneficia a los hombres por el estatus que ellos obtienen dentro de esta categoría, y por consiguiente mas fácil aun es saber a quienes les interesa perpetuarla.
Cuando la heterosexualidad se entiende como la parte activa dentro de las relaciones, por el simple hecho de ser hombre y heterosexual, ya se está marcando un territorio al más puro estilo “campo de batalla”, donde el lema principal es el entorno que da legitimidad, lo importante de las situaciones no siempre es el desarrollo de estas, sino lo que el entorno da por hecho que va a pasar, es la forma que tiene la heterosexualidad machista de deslegitimar a Mujeres, Bolleras y Trans. Por eso cuando las Mujeres, Bolleras y Trans utilizan cualquier expresión socialmente asociada a la masculinidad, como podría ser la violencia, la defensa o autodefensa, la agresividad u otras tantas, se las trata de locas, histéricas o simplemente se asocia a la regla, deslegitimando así la autogestión de sus decisiones.
El surgimiento de la heterosexualidad forjo unas normas a seguir muy claras para los hombres, entre tantas otras, que cualquier comportamiento entendido como femenino, en los hombres, seria perseguido y criminalizado y por consiguiente expulsado del clan (la secta), dejando así bien claro que la heterosexualidad no solo se reduce a una práctica sexual como elección personal, sino a una imposición social, una comunidad aria y masculina que pretende permanecer en pureza continua con la intención de no perder privilegios.
La mayoría de hombres heterosexuales no saben explicar porque lo son sin mencionar las prácticas sexuales, esas prácticas donde se sienten activos, y en el peor de los casos violadores. La mayoría de ellos tienen miedo a mantener algún tipo de relación sexual con otros hombres porque en sus cabezas se les presenta Don Ano impenetrable, ese Ano que se niega a ser el pasivo en ninguno de los casos, ese ano que un día hablando con su polla llego a la conclusión de que activo era sinónimo de poderoso y decidió decidir…

La heterosexualidad es un sistema social, cultural, económico y productivo basado en la superioridad del hombre, blanco, heterosexual, occidental, sin ninguna diversidad funcional social mente aceptada como tal por la cultura occidental, adulto y en definitiva la perfección inexistente percibida por el prisma general de los privilegiados, que deja en un segundo plano todo aquello entendido como lo que no encaja en la descripción anterior, por lo tanto Heterosexual es sinónimo de opresión y privilegio.

republicado de marikarmen free

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

¿Qué te ha parecido este texto? ¿Algún comentario?